NARCISO COLL Y PRAT

                                                                                                      NARCISO COLL Y PRAT

Narciso Coll y Prat fue un arzobispo español. Entre 1807 y 1822 estuvo como arzobispo de Caracas en Venezuela. En 1822 fue nombrado obispo de Palencia en España, pero su muerte le impidió ocupar el cargo. 

CARTA DEL LIBERTADOR AL ARZOBISPO NARCISO COLL Y PRAT DE 8 DE FEBRERO DE 1814, EN RESPUESTA A LA INTERCESIÓN DEL ARZOBISPO PARA QUE SE SUSPENDIESE LA ORDEN DE PASAR POR LAS ARMAS A LOS ESPAÑOLES PRISIONEROS*
                                                               Valencia, 8 de febrero de 1814.



Al Ilmo. señor Arzobispo D. Narciso Coll y Prat

Acabo de leer la reservada de V.S. Illma. en que interpone su mediación muy poderosa para mí, por los españoles que he dispuesto se pasen por las armas. No menos que a V. S. Illma, me es doloroso este sacrificio

La salud de mi patria que lo exige tan imperiosamente podría sólo obligarme a esta determinación. Si yo no viera que en este caso la indulgencia aumentaría el número de las víctimas, y frustraría los mismos sentimientos de piedad que mueven a V.S. Illma. a interceder, yo me apresuraría a darle en esta ocasión un testimonio de mi deseo de complacerle.

Mas vea V.S. Illma. la dura necesidad en que nos ponen nuestros crueles enemigos. En el anterior sitio de Puerto Cabello expusieron a ser víctimas inevitables de nuestros fuegos a nuestros prisioneros. La misma abominación repitieron ahora, y por haber usado de las represalias poniendo delante de sus fuegos a los prisioneros españoles, pasaron en el momento por las armas a cuatro de los que nos tienen en su poder. 

¿Qué utilidad hemos sacado hasta  ahora  de conservar a sus prisioneros y aun de dar la libertad a una gran parte de ellos? Se ha conseguido que ayer en el Tinaquillo hayan entrado y asesinado veinte y cinco hombres que le guarnecían, sin perdonar uno solo; que Boves no haya dado todavía cuartel ni a uno de los prisioneros que nos ha hecho. 

Asómbrese más V.S. Illma., al saber que Boves sacrifica indistintamente hombres y mujeres. No sólo por vengar a mi patria, sino por contener el torrente de sus destructores, estoy obligado a la severa medida que V.S. Illma ha sabido. Uno menos que exista de tales monstruos es uno menos que ha inmolado e inmolaría centenares de víctimas. El enemigo viéndonos inexorables a lo menos, sabrá que pagará irremisiblemente sus atrocidades y no tendrá la impunidad que le aliente.

Nada me sería más grato que entrar en esta ocasión en las miras de V.S. Illma. y ceder a mis propios sentimientos de humanidad. Pero, la salud de mi patria, me impone la imperiosa ley de adoptar medidas opuestas, y crea V.S. Illma. que la piedad misma las exige; pues pequeños sacrificios ahora evitarán mayores en lo sucesivo.

Suplico a V. S. Illma. se sirva disponer de mi decidida voluntad a servirle en cuanto me lo permita la salud pública, de que soy responsable.

Su apasionado servidor y amigo Q.B.L.M. de V.S. Illma.

SIMÓN BOLÍVAR.

www.wikipedia.org/


                  !HONOR, A QUIEN HONOR MERECE!

Comentarios

Entradas populares de este blog

BELÉN SANJUAN COLINA

CARMEN VICTORIA PÉREZ, ANIMADORA.