ERNEST RENAN

Renan no fue nunca una persona 
profundamente convencida
 de sus principios teológicos: 
                ERNEST RENAN
             

Conocido simplemente como Ernest Renan, fue un escritor, filólogo, filósofo, arqueólogo e historiador francés, nacido en Tréguier Côtes-d'Armor, el 27 de febrero de 1823- y, fallecido en París, 02 de octubre de 1892, fue un escritor, filólogo, filósofo, arqueólogo e historiador francés.

Renan, conocido simplemente como Ernest Renan, destacó principalmente por sus controvertidas obras sobre Jesús de Nazaret y el cristianismo primitivo, así como por sus polémicas teorías acerca de los pueblos semitas y el islam, los tipos de razas y el concepto «espiritual» de nación.


Hijo de un antiguo patrón de pesca de altura​ (Philibert —ferviente republicano— fallece arrastrado por un golpe de mar​ cuando tenía cinco años, por lo que fue criado entre su madre —hija de un hombre de negocios de ideas monárquicas, originaria de la vecina comuna de Lannion— y su hermana Henriette-Marie, doce años mayor que él), inicia la carrera eclesiástica en el seminario de Tréguier (1832-1833), donde se le tiene por un alumno «dócil, paciente, diligente, meticuloso y exacto». Luego del fallecimiento de su padre, se traslada a vivir con su madre y su hermana.


En cursos posteriores, pasa por los de Saint-Nicolas-du-Chardonnet (septiembre de 1838-1841; gracias a una beca conseguida por su hermana Henriette) —un centro situado en la actual Maison de la Mutualité, donde la joven nobleza católica convive con los estudiantes más aventajados—, Issy-les-Moulineaux(octubre de 1841-1843) y Saint-Sulpice (1843-6 de octubre de 1845),​ considerado por Renan como «una escuela de virtud. Pero una profunda crisis religiosa (cuya influencia se hará visible en varias generaciones de intelectuales franceses hasta el comienzo de la Gran Guerra) le hace abandonar.​

Se siente atraído entonces por los sistemas filosóficos de Thomas Reid, Nicolas Malebranche, Friedrich Hegel, Immanuel Kant…


Rechazamos lo sobrenatural por la misma razón que nos hace rechazar la existencia de los centauros y los hipogrifos: esta razón es que nunca se ha visto ninguno. No es porque me haya sido previamente demostrado que los Evangelios no merecen crédito por lo que rechazó los milagros que cuentan. Es porque cuentan milagros por lo que digo: «Los Evangelios son leyendas; pueden contener historia, pero ciertamente no todo en ellos es histórico».

Tras una breve estancia en el Colegio Stanislas de París, recibe alojamiento y comida gratis a cambio de dos horas de clase diarias en el liceo Enrique IV,​ lo que le deja tiempo suficiente para preparar el examen de acceso a la Universidad, estudiar hebreo, árabe, siriaco y sánscrito, trabajar en la Biblioteca Nacional (Departamento de Manuscritos) o entablar cierta amistad con el químico e historiador Marcelin Berthelot.1848-184

Escribe en la revista filosófica y literaria La Liberté de Penser (1847-1851), en la que colaboran, entre otros, Charles Baudelaire, Jules Michelet, Eugène Sue, Jules Simon, Adolphe Thiers y Gustave Vapereau.​ Hacia 1849, comienza la redacción de L'Avenir de la Science (Pensées de 1848) [Ρaris: Calmann-Lévy, Éditeurs; 1890], en la que el autorsiguiendo las indicaciones de Augustin Thierry— rechaza ya cualquier atisbo de posible relación con lo sobrenatural (que reduce a un simple fenómeno psicológico vinculado al poder de sugestión de los taumaturgos del Antiguo Oriente),​ basado en un férreo determinismo antropológico y una consideración casi religiosa de la Ciencia positiva, trazando así las líneas teóricas de todo su futuro trabajo intelectual.

A mediados de la siguiente década, empieza a colaborar en las revistas Revue des Deux Mondes (1851) y Journal des Débats (1853), cuyos artículos aparecerán recopilados más tarde en Études d'Histoire Religieuse [Ρaris: Michel Lévy Frères, Libraires-Éditeurs; 1857] y Essais de Morale et de Critique [Ρaris: Michel Lévy Frères, Libraires-Éditeurs; 1859].​

El 11 de septiembre de 1856, contrae matrimonio con Cornélie-Henriette Scheffer, hija del pintor Henry Scheffer, con la que tiene tres hijos: Ary (pintor simbolista y escritor, cofundador en 1899 de la denominada Ligue des Bleus de Bretagne, de carácter anticlerical. Al año siguiente, murió sin descendencia), Ernestine (París, 10 de mayo de 1860-marzo de 1861) y Noémie, quien a su vez se casará en 1882 con el escritor y erudito francés de padres griegos Jean Psichari(Odesa, 1854.

De esta relación, nacen sus hijos Ernest (1883-1914), conocido militar y escritor converso al catolicismo, Henriette [Revault d'Allonnes] (1884-1972), Michel (1887-1917. Contrajo matrimonio con Suzanne Thibault, hija de Anatole France) y Madeleine [Siohan] Psichari (1894-1982).

La conversión en 1913 del nieto de Renan, Ernest Psichari, sería entendida por muchos como el desquite de la nueva generación respecto a la anterior positivista.

Renan, el autor del necio e impío romance titulado «Vida de Jesús», en que se escarnecía al Salvador del mundo y se excusaba a Judas, no solo era tolerado sino asalariado por el gobierno de Napoleón III.

En enero, es elegido miembro de la Academia Prusiana de las Ciencias, también conocida como Academia de Berlín. En Sens, Marsella, Montauban, Lyon…, obispos y arzobispos condenan un libro que los fieles no deberán «leer [ni] conservar [ni] vender [ni] prestar».

Frecuenta en Saint-Gratien el salón de la princesa Matilde Bonaparte, un círculo político y literario por el que desfilaron a lo largo de tres generaciones Sainte-Beuve, Taine, Flaubert, Gautier, Pasteur, los hermanos Goncourt… El 2 de marzo de 1864, dado que el ritmo de ventas de la primera edición va disminuyendo, Michel Lévy lanza una tirada popular de la que se suprimen varios pasajes originales.

El 13 de junio, es elegido miembro de la Academia Francesa, en la que ocupa la silla 29, vacante tras el fallecimiento en febrero de ese año de Claude Bernard. Pronuncia su discurso de ingreso el 3 de abril de 1879,​ siendo recibido por Alfred Mézières.

Su defensa del «[…] viejo espíritu francés contra injustos reproches que vienen tan a menudo de nuestra casa como de la vuestra» produjo tal revuelo tanto en Francia como en Alemania que el flamante académico tuvo que explicar el verdadero alcance de sus palabras mediante un artículo en el Journal des Débats titulado Lettre à un Ami d'Allemagne.

Es nombrado comendador de la Legión de Honor. 1885-1892. El 4 de noviembre, otorga testamento. Entre otras disposiciones sobre su obra, el autor expresa su voluntad de que sea su esposa, Cornélie-Henriette, la encargada tras su fallecimiento de la edición de un «pequeño volumen de recuerdos de mi hermana Henriette. […] la persona que más ha influido en mi vida».​  

Finalmente, el domingo, al amanecer, sentimos debilitarse su respiración hasta detenerse, sin movimiento alguno, sin el más mínimo dolor, como una lámpara que se apaga.

                                                                             Epitafio


NUESTRO PENSAMIENTO SE ATREVE A ESCUDRIÑAR LA MENTE DE DIOS

DESCUBRE ENTONCES CON ORGULLO

QUE SOMOS MÁS SABIOS QUE LOS ÁNGELES​


Comentarios

Entradas populares de este blog

BELÉN SANJUAN COLINA

CARMEN VICTORIA PÉREZ, ANIMADORA.