SUN YAT SEN

                                                 Sun Yat Sen
"LA TIERRA Y EL UNIVERSO PERTENECEN
A TODOS"
Político chino, fundador de la República china. Nacido el 02 de noviembre del año 1866 - en Choikang, la ciudad  del Valle Azul y fallecido en Pekín, el año 1925. 

En ese momento, China se encontraba desgarrada por las conjuraciones y la corrupción. Se desintegraba la dinastía Ching, fabulosamente titánica; los extranjeros no sólo se encontraban a sus puertas: las habían abierto con sus cañones. (....) 
Fue el más eminente representante del nacionalismo en su país. El joven llevó a su patria, la ilustración y la rebeldía. No pasó mucho tiempo sin que manifestara su negativa a someterse a la "costumbre". Se rebeló contra la idolatría, el culto a los antepasados y el fetichismo familiar.
Hijo de campesinos del Kwangtung, la provincia más meridional de China, donde la presencia extranjera se remontaba a épocas más antiguas y eran mayores las transformaciones económicas motivadas por la explotación colonial.
Muy pronto abandonó China para encontrarse con un hermano suyo en Hawai -poco antes del establecimiento de bases estadounidenses en las islas-, donde realizó sus primeros estudios en una escuela de misioneros ingleses, en un ambiente fuertemente marcado por una orientación racionalista y positivista de matriz occidental, y por la fe en el progreso tecnológico y científico.
Completamente extraño, por tanto, a la tradición cultural confuciana, cuando volvió a su patria hizo abierta propaganda contra la tradición y la superstición, y debido a la violenta reacción de los campesinos, tuvo que refugiarse en Hong Kong en 1883, donde completó sus estudios y obtuvo, en 1892, un diploma que le permitía el ejercicio de la medicina; por aquel entonces se convirtió al cristianismo.
En este período se puso en contacto con las sociedades secretas chinas, e inició su actividad conspiradora anti dinástica: en 1894 fundó la Asociación por la renovación de China (Hsing Chung Hui), que al año siguiente intentó dar un primer golpe en Cantón, capital de Kwangtung. Al prohibirse el retorno a la patria, Sun Yat Sen realizó un viaje de estudios a Europa y Estados Unidos, donde se dedicó al proselitismo y a actividades de organización entre los emigrados chinos.
Huido de la policía secreta china, que lo había raptado para llevarlo a su país, donde le esperaba una condena a muerte (acerca de este episodio escribió el opúsculo autobiográfico Kidnapped in London, impreso en Inglaterra en 1897), no renunció en esos años de exilio a organizar desde Japón e Indochina continuos intentos de insurrección en la China meridional, siempre reprimidos sangrientamente.
En 1905 fundó en Japón el T'ung Meng Hui, que pronto se impuso como el mayor partido revolucionario chino, y el periódico Min Pao, que tuvo una gran influencia entre los jóvenes intelectuales chinos. Sun Yat Sen delineó durante esos años las líneas fundamentales de su programa revolucionario, que posteriormente se convertirían en Los tres principios del pueblo: en su concepción del mundo, las necesidades materiales de la gente tenían un papel decisivo y, por tanto, daba una importancia prioritaria a la transformación política y económica de las arcaicas estructuras sociales chinas.
Sun Yat Sen dedicó en sus obras una constante atención a la búsqueda de soluciones concretas para estos problemas; de formación intelectual occidental, se inspiraba en Occidente para la consecución de instrumentos jurídicos y políticos idóneos con los cuales modernizar China desde las más altas instancias. También denota influjo occidental su nacionalismo, donde confluye, en distinto grado, las concepciones democráticas de inspiración americana, junto con el autoritarismo, positivismo y aspiraciones tecnocráticas.
De manera vistosamente contradictoria con su nacionalismo, creía profundamente benéfica la influencia occidental, que era ya connatural en China a causa de la dominación extranjera.
Después de la victoriosa insurrección de octubre de 1911 contra la dinastía manchú, Sun Yat Sen volvió triunfalmente a Shanghai y fue elegido (enero de 1912) presidente de la recién nacida República china, que entonces sólo englobaba las provincias meridionales. 
Fracasados sus intentos de reunificación, y tras haber dimitido de su cargo en febrero de 1912, Sun Yat Sen y sus seguidores fueron progresivamente marginados de los puestos de mayor responsabilidad, e incluso fueron objeto de una violenta persecución. En 1913 se vio obligado nuevamente a refugiarse en Japón, donde intentó coger de nuevo las riendas de su movimiento, fundando en 1914 el Kuomintang, partido revolucionario.
En los años siguientes intentó en diversas ocasiones reconstruir un gobierno chino republicano, a partir de las cenizas del aparato estatal creado en 1911. Sólo en 1920 consiguió volver a constituir en Cantón un régimen republicano, aunque de base territorial muy limitada, del que fue elegido presidente al año siguiente. Reanudó entonces sus proyectos de modernización del país, en los cuales, pretendía implicar a las potencias occidentales (The international development of China, 1922).
Después de un nuevo y breve exilio, en 1923 regresó a Cantón, y aprovechando la nueva coyuntura internacional, consiguió consolidar las bases de su gobierno, llegando a un acuerdo político-militar con el recién nacido régimen bolchevique; a nivel interno, estableció una colaboración con los comunistas, autorizada por el primer congreso de su partido, rebautizado Kuomintang, en 1924. 
Sobre estas sólidas bases inició, en los pocos meses que lo separaban de la muerte, la reunificación del país. Sufría de influenza y de lo que se había diagnosticado como una especie de afección hepática. Murió murmurando palabras entrecortadas sobre la libertad y la unidad, el 12 de Marzo de 1925.www.biografiasyvidas.org-forjadores del mundo moderno, UNTERMEYER.
                                     !HONOR, A QUIEN HONOR MERECE!


Comentarios

Entradas populares de este blog

BELÉN SANJUAN COLINA

CARMEN VICTORIA PÉREZ, ANIMADORA.