VALENTÌN ESPINAL

                                                     VALENTÌN ESPINAL



Valentín Espinal nace en la ciudad capital, Caracas, el 14 de febrero de 1803.

Se inició en la actividad pública, siendo todavía muy joven. Asistió a la Convención de Ocaña en 1828 y también como Diputado a la Convención de Valencia.

Lo definen como el primer gran impresor venezolano de la República, pues desde la edad de 12 años ingresa en la imprenta de Juan Gutiérrez Díaz, en Caracas.

En 1835 apoyó la candidatura de José María Vargas y en 1840 figura entre los fundadores del Partido Liberal. Al estallar la Guerra Federal escribe sus reflexiones sobre el doloroso derramamiento de sangre, lo que hace que sea expulsado del país por orden del ministro Angel Quintero. 

Asistiò como diputado a la convenciòn de Ocaña, en el bando de los que se oponìan a Bolìvar y abogaban por la escisiòn-  La palabra escisión viene del latín scissio, scissionis, que significa partición, rompimiento, división, separación. El proceso contrario se denomina fusión. de Venezuela, y dejò escritas unas Reflexiones sobre el poder vitalicio, llenas de sensatas apreciaciones morales a favor del poder alternativo y temporal.


Dos grandes investigadores del origen y evolución de la imprenta en Venezuela coinciden en reconocer el lugar de Valentín Espinal (1803-1866) dentro del desarrollo del arte de la impresión en el país
  • Pedro Grases se refiere a él como “… el primer gran impresor venezolano de la República” y 
  • Arístides Rojas lo llama el “verdadero creador del arte tipográfico en Caracas”.
Hacia 1815, comienza Espinal a tra-bajar como aprendiz del taller de Juan Gutiérrez Díaz, en cuya imprenta aprende la artesanal mecánica del oficio de impresor. Muy joven aún, pero ya con suficiente experiencia, asume la dirección de la imprenta cuando Gutiérrez abandona el país en 1823, obligado por el decreto de expulsión de los españoles europeos no simpatizantes con la naciente República, cuya independencia se había sellado en Carabobo, en 1821.

Durante más de cuatro décadas, de 1823 a 1866, Valentín Espinal despliega una labor editorial cuyas publicaciones resultan de trascendental importancia para la comprensión del desarrollo político, jurídico, económico, social y cultural de la Venezuela de mediados del siglo XIX.

El erudito bibliográfico Manuel Segundo Sánchez, para destacar el dominio del proceso gráfico y la altísima factura técnica en las obras que llevaban el pie de imprenta del taller de Espinal, lo llama “el Elzevir venezolano”, en alusión a la prestigiosa familia holandesa de editores y libreros del siglo XVII, fundada por Luis Elzevir. La casa impresora fue célebre por la calidad técnica de sus impresos, la versatilidad de sus formatos y su contribución a la masificación del libro y sus económicas ediciones.

  • Entre la variada gama de folletos, periódicos, revistas y principalmente libros, surgidos gracias a la pasión de impresor de Espinal destacan: 
  • La Gaceta de Venezuela; 
  • Discurso que la Universidad de Caracas dedica a su protector el guerrero político Simón Bolívar, libertador de tres repúblicas y presi-dente de la de Colombia (Tomás Hernández Sanabria, 1827); 
  • El Breve diccionario de sinónimos de la lengua castellana (José López de la Huerta, 1828); Fragmentos semanales (1833); 
  • La edición impresa en Venezuela del Derecho de jentes (Andrés Bello, 1837); 
  • El Diccionario razonado de legislación civil, penal, comercial y forense (Joaquín Escriche, 1840); 
  • Las leyes de Venezuela (1840); 
  • El Manual o compendio de cirujía (José María Vargas, 1842);
  • El almacén de los niños, de madame Beaumont, en 1842, y 
  • La edición de la Gramática de Andrés Bello, de 1850.
Regresa a Venezuela en 1863 y muere en Caracas el 23 de noviembre de 1866.
Además de su labor como impresor, editor y escritor,Valentín Espinal tuvo una relevante vida política y educativa.fuentes:los hombres que han hecho Venezuela/ www.wikipedia.org.

                     !HONOR, A QUIEN HONOR MERECE!

Comentarios

Entradas populares de este blog

BELÉN SANJUAN COLINA

CARMEN VICTORIA PÉREZ, ANIMADORA.