GREGORIO XIII



                                                                GREGORIO XIII

Gregorio XIII (en latín: Gregorius XIII; nació en Bolonia, ciudad de Italia, capital de la Ciudad metropolitana homónima y de la región Emilia-Romaña, situada entre el río Reno y el río Savena, cerca de los Apeninos, el 07 de enero de 1502, y murió en la ciudad de Roma, el10 de abril de 1585, de nombre secular Ugo Buoncompagni, fue el papa n.º 226 de la Iglesia católica de 1572 a 1585.

En el año 1582, el papa Gregorio XIII, promulgó con su bula Inter Gravissimas un nuevo calendario, que pudiera corregir los errores del calendario juliano.

Este calendario lleva su nombre en su honor por ser quien lo promulgó. Es un calendario solar de 365 años y 12 meses; y mantiene la regla anterior que cada cuatro años será bisiesto y se le añade un día más al mes más corto, en este caso a Febrero. 

Según la Iglesia Católica ROMANA, el Calendario Gregoriano es “cristiano”; sin embargo tanto los días como los meses llevan en su mayoría nombres de dioses greco-romanos. ¿Cómo es posible que un calendario que se promueve como cristiano tiene tantos nombres de dioses paganos en sus días y en sus meses? ¿Acaso la raíz de este calendario no afectará a los frutos en las vidas de aquellos que andan bajo su cobertura?

LOS NOMBRES DE LOS DÍAS:

  • DOMINGO: del latín solis dies (día del Sol), en el antiguo calendario romano, lo relacionaba con el culto al dios Sol invictus; luego en el calendario romano cristiano se cambió su nombre a dominicus dies, en referencia al día en que el Señor Jesús resucitó. 
  • LUNES: del latín lunae dies (día de la Luna), en honor a la diosa griega Selene (Luna en su versión romana), de la cual procede la diosa Artemisa (hermana gemela del dios solar Apolo), diosa de la caza y la fertilidad; y más tarde conocida como Diana. 
  • MARTES: martis dies (día de Martes), quien fuera el dios de la guerra para los romanos y Ares para los griegos. 
  • MIÉRCOLES: del latin mercurii dies (día de Mercurio), dios romano del comercio y de los viajeros.
  • JUEVES: del latín jovis dies (día de Júpiter), dios romano relacionado con el dios griego Zeus, dios del cielo, de la luz del día y del tiempo. 
  • VIERNES: del latin veneris dies (día de Venus), la diosa de la belleza y del amor en la mitología romana, Afrodita en el panteón griego.
  • SÁBADO: del hebreo shabbath (descanso, reposo o séptimo), por cuanto Dios reposó el séptimo día de toda obra creativa (Gén. 2:1-3).

  • LOS NOMBRES DE LOS MESES: 
  • ENERO: Del latín Ianuarius, toma su nombre del dios Jano (del latín Janus), representado con dos caras, el espíritu de las puertas y del principio y el final.
  • FEBRERO: del latín Februarius (del dios romano Februus), tomó su nombre en honor a la Februa, una fiesta anual de purificación romana. Februus era el dios de los muertos y la purificación. 
  • MARZO: del latín Martivs, que a su vez deriva de Mars nombre en latín del dios Marte, dios romano de la guerra. En este mes ocurre uno de los dos equinoccios (momento del año en que los días tienen una duración igual a la de las noches en todos los lugares de la Tierra, excepto en los polos); en el hemisferio septentrional el equinoccio de primavera y el equinoccio de otoño en el hemisferio meridional.
  • ABRIL: del latín Aprilis, que guarda relación (no confirmada) con el nombre de la diosa griega Afrodita, diosa del amor que los romanos llamaban Venus. Otros lo relacionen con la palabra latina aprire (abrir), para indicar la estación primaveral que en ese tiempo acontecía en Roma.
  • MAYO: del latín Maius, nombre que guarda estrecha relación con la diosa romana Maia (también conocida como Bona Dea), diosa de la fertilidad, castidad y la salud.
  • JUNIO: del latín Iunius, mes de Juno, algunos creen que pudo ser dedicado a Junio Bruto fundador de la República romana; pero otros se inclinan a la creencia que este mes fue dedicado a la diosa Juno, diosa del matrimonio y del hogar (Diana en su versión griega), quien según la mitología, era esposa de Júpiter y por lo tanto reina de los dioses.
  • JULIO: renombrado Julius del latín Iulius, en honor al emperador Julio Cesar (Iulius Caesar) quien nació en ese mes.
  • AGOSTO: debe su nombre en honor a Augustus Octavius (Augusto Octavio, emperador romano).
  • SEPTIEMBRE: deriva su nombre a que en el calendario romano anterior (Juliano) era el mes séptimo, Septimus o September en latín.
  • OCTUBRE: igualmente deriva su nombre a que en el calendario romano anterior era el mes octavo, del latín October.
  • NOVIEMBRE: del latín novem o november, por ser el noveno mes en el calendario romano antiguo. En ese mes se hacían sacrificios a la diosa egipcia Isis.
  • DICIEMBRE: su nombre deriva de haber sido anteriormente el mes décimo en el calendario romano, del latín Decimus o December. Los romanos lo relacionaban con la diosa Vesta, diosa del fuego del hogar y con las fiestas saturnales (fiestas dadas en honor al dios Saturno, dios de la agricultura), que celebraban al Sol invictus.
  • CONCLUSIÓN: Hemos visto el origen romano-pagano del actual Calendario Gregoriano, el que usamos actualmente en el mundo occidental. Podemos ver que básicamente el cambio de calendario se enfocó en corregir el conteo de los días, y, conseguir un calendario solar más exacto. 
  • No hubo cambio espiritual, bíblico o teológico de fondo. No se le prestó atención al calendario lunar ni a las fiestas solemnes establecidas por Dios para Su pueblo. Se conservó el calendario solar, porque la sociedad y la iglesia decidieron conservar de manera solapada el culto al dios Sol Invictus y al panteón de dioses paganos heredados de Grecia y Roma.

Y en lo profético, un pueblo ignorante de los tiempos de Dios, de Su diseño y plan para la Humanidad, caerá presa de la confusión y engaño del enemigo. Al no conocer cómo Dios cuenta los días, cómo Él trabaja por ciclos de siete, cómo Él guarda y presta atención a Sus fiestas, el pueblo de Dios no sabrá reconocer acertadamente las instrucciones y guías que Él nos da en el establecimiento de Su reino en las naciones. El llamado es a salir del sistema del tiempo del anticristo, de Babilonia, de Roma; y entrar a la esfera del tiempo del reino de Dios (Apocalipsis 18:1-5).

No podemos abandonar completamente el calendario Gregoriano, porque el sistema de educación, comercial, laboral y de gobierno de nuestra sociedad están influenciados por él; pero en lo espiritual y lo ministerial sí podemos hacer los cambios necesarios, que el Espíritu del Señor y Su Palabra nos indiquen hacer, basados en el conocimiento que recibamos de Él. 

ARTÍCULOS RELACIONADOS:http://haypazcondios.blogspot.com/2012/09/el-calendario-hebreo-Calendario hebreo "http://haypazcondios.blogspot.com/2010/09/las-estaciones-de-la-vida.html">Las estaciones de la vida.

Comentarios

Entradas populares de este blog

BELÉN SANJUAN COLINA

CARMEN VICTORIA PÉREZ, ANIMADORA.