EMILIO BOGGIO

              EMILIO BOGGIO

Hijo de Juan Boggio, comerciante de Santa Margarita en Génova, y de María Josefa Zelie Dupuy, nacida en Burdeos (Francia). 

En 1864 viaja a Francia y estudia en el Liceo Michelet en París hasta 1870. En 1873 regresa a Caracas, donde permaneció cuatro años dedicado a las actividades comerciales de su familia en la tienda El Profeta. 
En 1877 marcha nuevamente a Francia al año siguiente se inscribe en la Academia Julian, donde recibe clases de Jean-Paul Laurens y coincidirá con Emilio J. Mauri en la Escuela de Bellas Artes (La Linterna Mágica, 19 de abril de 1900). 

Ese año los impresionistas realizaban su tercera exposición como grupo. Hacia el año 1880 conoce a Henri Martin, a quien retrata ese año. Ambos compartirán una estrecha amistad. En 1884, en la Academia Julián, conoce a Cristóbal Rojas y al año siguiente a Arturo Michelena. En 1887 es aceptada una obra suya, Retrato de mujer, en el Salón de Artistas Franceses, donde se inscribe como discípulo de Laurens y Martin. 

En 1888 obtiene una mención de honor con su cuadro Lectura, y en 1889, en la "Exposición Universal Internacional", se le confiere una medalla de bronce. Ese año participa en el Salón de Artistas Franceses, donde también habrá obras de Michelena, Rojas, Carlos Rivero Sanabria y Pedro Rodríguez Flegel. El cuadro de Boggio, Los jardineros, es adquirirido por el galerista Durand-Ruel.

Entre 1887 y 1891 aparecen dibujos humorísticos suyos sin firma en varios diarios de la época. En 1892 figura como expositor en el Salón Blanc-et-Noir, dedicado a la caricatura. En la década comprendida entre 1890 y 1900, la obra de Boggio está marcada de influencias literarias, como Soneto moderno (1892). Albert Junyent reconoce en algunas obras de esa época influencias de Léon Lhermitte (1844-1925). Boggio también incursionó por esos años en la pintura religiosa, como la Aparición de Cristo a Santa Isabel de Hungría (1894). 

La última obra de este período se titula Labor (colección Museo Nacional, Filadelfia, Pensilvania, Estados Unidos) y fue expuesta en el Salón de Artistas Franceses de 1899. Con ella obtuvo una medalla de segunda clase y la distinción Hors de concours (H.C., fuera de concurso). Una réplica del cuadro, adquirida por Carlos Mendoza y obsequiada a Josefina de Zuloaga, fue expuesta en la Academia de Bellas Artes en 1900 y reseñada en la prensa (La Linterna Mágica, 19 de abril de 1900).

En 1900, con motivo de una retrospectiva de la pintura francesa en el Grand-Palais, durante la "Exposición Universal Internacional", Boggio recibe medalla de plata por Labor y Santa Isabel. Allí se reencuentra con Claude Monet, a quien había conocido en un mitin a favor de Alfred Dreyfus, y conoce a Camille Pissarro, quien contribuirá a fortalecer la vía decididamente impresionista, aunque tardía, tomada por Boggio, quien trabaja entonces en un taller de la calle Dauphine. 

Como señala Mariano Picón Salas en un temprano ensayo revelador sobre el pintor, "Emilio Boggio y su pintura", de 1956, el pintor, "moviéndose entre las varias corrientes que condicionan el arte europeo en las dos últimas décadas del siglo XIX (pleno aire impresionista, divisionismo, puntillismo, etc.) trata de encontrar su territorio expresivo. 

En largas temporadas campestres trabaja sin cesar, y con la fórmula impresionista somete el mismo motivo a los más diversos efectos atmosféricos" (1985). Entre 1907 y 1909 se establece en Italia, donde realiza una serie de paisajes marinos y esbozos de los que hará numerosas réplicas; a pesar de haber practicado el plein air, Boggio no abandonará en sus obras el trabajo de taller y retocará con frecuencia sus cuadros. 

La obra italiana de Boggio marcará un nuevo avance en los procedimientos plásticos del artista: "la forma misma desaparece, arrastrada por el torbellino expresionista del color", escribe Juan Calzadilla, quien remarca asimismo la "temperamental manera de utilizar el color en largas y ondulantes pinceladas, casi gestuales", cercanas al fauvismo (en Museo Emilio Boggio). De regreso en París trabaja en uno de los dos estudios en los altos del Louvre, desde donde realiza vistas del Panteón, del muelle del Louvre, del Instituto, de los muelles de la Cité y dos célebres versiones del puente de Saints-Pères. En el Salón de 1910, Boggio expone en dos salas 72 cuadros y esbozos.

Apollinaire reseñó la muestra en "L'Intransigeant" del 05 de mayo, lo que tal vez demuestra el interés de las vanguardias por la obra de Boggio. Ese año se radica en Auvers, donde vivirá hasta su muerte, pero sigue exponiendo: con Georges Petit en sus muestras organizadas en 1910, 1911 y 1913 en París; en su individual con este galerista en 1912, donde expone 69 obras, y en las "Exposiciones universales" de Milán (Italia) y Gante (Bélgica) en 1911 y 1913. De esta época es un célebre autorretrato (1912, colección Maurice Denis), de gran belleza plástica y que recuerda el autorretrato que realizó Pissarro en el último año de su vida, en 1903.

El 17 de julio de 1919 viene a Caracas y se queda por algunos meses, trayendo consigo más de 100 obras, entre ellas El saloncito reservado (1891), Labor y Fin de jornada, que exhibe el 06 de agosto en la Escuela de Música y Declamación de la Academia de Bellas Artes. Esta exposición fue de importancia trascendental para la evolución de las tendencias contemporáneas en Venezuela y fue reseñada en la revista Actualidades por José Juan Tablada.

De su breve estadía en Caracas es su cuadro Los Samanes (colección Fundación Polar, Caracas) y el retrato de Rodolfo Espinoza (colección Pérez Dupouy). Tras su muerte, en 1920, el Salón de Otoño (París) le rinde homenaje junto con Renoir, Madeline y Fauconnet. Su obra Un ciruelo de un huerto bajo el sol formó parte de la colección del Museo de Luxemburgo de donde pasó al Museo Nacional de Arte Moderno que lo cedió en préstamo al Palacio del Senado. 

Además de paisajista, Boggio fue un notable retratista, como se observa en sus cuadros de Thérèse Moulinier o de Suzanne Poulain (1912-1913). En 1973, el Concejo Municipal del Distrito Federal (Caracas) adquirió la colección Baptistin Rinaldi, integrada por 77 óleos y 553 dibujos del artista, destinados a formar con todos ellos el Museo Emilio Boggio, entre ellos Efectos de luz sobre el mar (1908), El mar agitado en el Strand por el sol matinal (1909), de naturaleza matérica y El Oise bajo la nieve (1914), uno de sus cuadros de mayor belleza.

Sobre la influencia ejercida por Boggio en el ambiente artístico local de 1919, Juan Calzadilla expresó: "cuando Boggio regresó a Caracas es posible que principiantes como Reverón, Cabré, Castillo y Monsanto estuvieran atravesando por una crisis, debida sobre todo al clima de incomprensión e indiferencia con que el público recibía sus obras. […] La exposición de Boggio contribuyó a despertar el interés de la prensa y el público en la nueva pintura. De hecho constituía un espaldarazo a la obra ya muy significativa de valores como Cabré, Brandt, Monsanto, Reverón y Monasterios.

Boggio mismo había elogiado el trabajo de éstos. Se comprende que el impresionismo era visto por los caraqueños de 1919 como una innovación audaz. Generoso, siempre dispuesto a dar consejos, Boggio se vio rodeado por lo que entonces era la vanguardia: artistas que, por el hecho de iniciarse en el mismo camino, tenían mucho que aprender de la obra del maestro de Auvers".

Obra

  • 1906 Sala particular, Salón de Otoño, París
  • 1910 Grand-Palais, París
  • 1910 Le Voltaire, París
  • 1912 Galería Georges Petit, París
  • 1919 Escuela de Música y Declamación, Academia de Bellas Artes


  • 1954 Ayuntamiento de Auvers-sur-Oise, Francia
  • 1956 Sala Mendoza
  • 1963 BIV, Caracas / Galería de Arte Moderno, Caracas
  • 1966 Galería de Arte Moderno, Caracas
  • 1967 Galería de Arte Moderno, Caracas
  • 1970 Galería de Arte Moderno, Caracas
  • 1975 Galería de Arte Moderno, Caracas
  • 1978 Galería Siete Siete, Caracas
  • 1978 Museo Emilio Boggio
  • 1979 Galería de Arte Moderno, Caracas

Premios

  • 1888 Mención de honor, Salón de Artistas Franceses
  • 1889 Medalla de bronce, "Exposición universal internacional", París
  • 1899 Medalla de segunda clase, Salón de Artistas Franceses
  • 1900 Medalla de plata, "Exposición universal internacional", París
fuente/www.es.wikipedia.org

              !HONOR, A QUIEN HONOR MERECE!


Comentarios

Entradas populares de este blog

BELÉN SANJUAN COLINA

CARMEN VICTORIA PÉREZ, ANIMADORA.