ALBERTO LOVERA





Alberto Lovera, nació en la población de Juan Griego,Estado Nueva Esparta, Estados Unidosde Venezuela el año1923, y desaparece físicamente el año 1965.

Profesor y dirigente político venezolano de izquierda, secretario general del Partido Comunista de Venezuela (PCV).



Alberto Lovera hijo de Santa Lovera, nace en la Isla de Margarita, Estado Nueva Esparta en la población de Juan Griego el 08 de agosto de 1923, se crió con sus tías en la Calle de Los Muertos en dicha población, donde transcurre su niñez. Durante esos años sufre la caída de un árbol, lo que le produce una lesión en su pierna derecha y,  ésta caída le generó una pequeña dificultad para caminar por el resto de su vida, por ello era conocido entre sus amigos como el “Cojo Lovera”

Iniciando su adolescencia se fue en un barco mercante y comienza a trabajar en esa misma embarcación, durante ese tiempo se cura del asma, que era una afección que tenía desde niño; así como él, muchos pescadores margariteños y campesinos de diversas regiones del país se trasladaron al Estado Zulia atraídos por la explosión petrolera.

Vida militante

Trabajó como obrero en los campos petroleros del Zulia y se incorporó a la Juventud del Partido Comunista de Venezuela a los diecisiete años de edad y en 1947 viaja a Polonia a la ciudad de Varsovia, donde se celebraba el Congreso Mundial de las Juventudes Comunistas, allí realiza un excelente trabajo voluntario junto a Jerónimo Carrera y otros camaradas, ya que la ciudad había quedado destruida después de la Segunda Guerra Mundial, este esfuerzo es reconocido y por ello les permiten conocer el resto de los países socialistas de Europa.

Posteriormente, regresa a Venezuela e ingresa al Partido Comunista de Venezuela y comienza a trabajar por las reivindicaciones de los derechos de los trabajadores petroleros, y por la organización del movimiento sindical.

En 1952 se traslada de Caracas al Estado Lara, y en dicho Estado es incluido en la lista de candidatos a Diputados que elaboró el PCV, todos recuerdan que era el “Partido de los héroes”- Alberto Lovera estuvo entre los primeros. Repasando los carteles y nóminas de noviembre y diciembre de aquel año, se ve que de los dieciséis postulados para Diputados por el Estado Lara, Lovera ocupaba el segundo lugar. Fueron las mismas listas en la que Jesús Faría aparecía como candidato número uno entre los Senadores por el Estado Zulia. Cuando se realizan las elecciones de ese año cincuenta y dos Lovera sale electo Diputado, pero los resultados fueron desconocidos tras un golpe de estado, ante el que no hubo mayor oposición.

Alberto Lovera se niega participar en ese Congreso espurio y es detenido, torturado y expulsado de Venezuela y permanece en Cúcuta Colombia aproximadamente dos años, luego regresa a Venezuela específicamente a la población de Cabimas, para integrarse al trabajo clandestino del PCV, en la organización del Partido en esa población, posteriormente se traslada a Caracas en 1956 y es el dirigente regional del PCV en dicha ciudad haciendo un trabajo político de altísima efectividad, lo cual demuestra su gran responsabilidad y cumplimiento en las tareas asignadas, en la casa del Partido que quedaba de LLaguno a Cuartel Viejo por donde hoy pasa la avenida Baralt, se imprimía Tribuna Popular,  trabajador incansable de 'seis a seis', sin contar las horas de la noche que eran las de mayor trabajo, Lovera era figura primerísima de la Dirección Regional y Nacional, de aquella organización todavía no inhabilitada.

Desaparición y muerte

El 17 de octubre de 1965 aproximadamente a las 18:00 horas, Alberto Lovera es detenido frente a la plaza de Las Tres Gracias por funcionarios de la DIGEPOL, y trasladado a las instalaciones de esa policía en "Los Chaguaramos", donde fue visto por otros presos, algunos de los cuales declararon posteriormente que el auto de Lovera, un "Mercedes Benz" color azul, se hallaba aparcado en el estacionamiento del organismo represivo.

Luego que lo secuestran comienzan a torturarlo durante nueve días consecutivos, hasta que lo asesinan. El 27 de octubre de 1965, apareció sumergido su cuerpo en las aguas aledañas a la playa de Lecherías, en Puerto La Cruz, estado Anzoátegui. Tenía una cadena amarrada a su cuerpo de la cual pendía un peso para mantenerle sumergido, sin embargo, el cadáver se vino en las redes de un pescador oriental.

El cadáver de Alberto Lovera tenía la cara y las manos destrozadas totalmente, para evitar ser identificado a través de sus facciones, estudios dentales o a través de sus huellas digitales. Sin embargo, la medicatura forense después de analizar detalladamente los despojos, logró determinar que éstos pertenecían al dirigente político.

 Se inaugura la figura del desaparecido en Venezuela

Luego de aquel fatídico 18 de octubre comenzó su esposa María del Mar la incansable búsqueda del Camarada Lovera, y en enero del 66 se traslada al cementerio de Barcelona, capital del Estado Anzoátegui y habla con el sepulturero Francisco Rodríguez, quien le indica donde estaba enterrado “el ahogado” que era como identificaban a Alberto Lovera, entonces María del Mar para evitar que sacaran el cadáver y lo desparecieran mandó a hacer una lápida de cemento con el nombre de Alberto Lovera y además solicitó que taparan con cemento la tumba donde estaba enterrado, ya que temía que desaparecieran su cadáver. 

El 7 de marzo de 1966 investigaciones realizadas por la Policía Técnica Judicial (PTJ) permiten convalidar que las huellas dactilares tomadas al cadáver que apareció en la playa el 27 de octubre del 65 pertenecían a Alberto Lovera, posteriormente el 22 de marzo del 66 es ordenada la exhumación del cuerpo en el cementerio de Barcelona en el Estado Anzoátegui, y su esposa lo reconoce a través de su dentadura ya que Lovera se había hecho un trabajo odontológico en Beijing, China. En esos momentos María del Mar estaba acompañada por el camarada Dr. Pedro Méndez.

Después de doce horas de estar en el cementerio acompañada por el Dr. Pedro Méndez, sin comer durante todo ese día, abrieron la puerta del cementerio y permitieron sacar el cadáver, lo trasladaron desde Barcelona hasta la funeraria La Voluntad de Dios en Caracas, era ya el 23 de marzo en horas de la tarde cuando entierran a Alberto Lovera en el Cementerio General del Sur, la caravana que lo guió acompañado por una nutrida marcha pasó por la Universidad Central de Venezuela, llegaron como a las seis de la tarde al Cementerio y lo enterraron al lado de su camarada y amigo Luis Emiro Arrieta donde aún reposan sus restos.

Luego del entierro comenzó la lucha por lograr el castigo de los asesinos de Alberto Lovera, en el cual jugó un papel fundamental el entonces diputado Dr. José Vicente Rangel, quien durante esa dura época del Puntofijismo acompañó a todos los familiares de desaparecidos y asesinados en esas luchas. Sin su presencia no se hubiera logrado desenmascarar a los asesinos de tantos venezolanos y venezolanas.

Se inicia el 24 de noviembre de 1966 el debate en la Cámara de Diputados para considerar el informe sobre la desaparición y muerte del ciudadano Alberto Lovera. Las proposiciones formuladas por el diputado Rangel fueron modificadas –y al fin aprobadas– por el entonces diputado Carlos Andrés Pérez, el informe y los recaudos serían pasados a los Tribunales de Justicia, para que continuara la investigación y se proceda en consecuencia.

El caso Lovera fue manipulado de manera inescrupulosa, en una combinación en la que participaron jueces, representantes del Ministerio Pùblico y dirigentes del Gobierno, todos ellos atemorizados por el rumbo que había tomado la investigación. El expediente fue adulterado, los testigos fueron coaccionados: unos se retractaron, otros optaron por cambiar las declaraciones rendidas ante la Comisión Investigadora de Diputados. Al cabo de quince meses de paralización, el expediente fue remitido al juez de la causa en la ciudad de Barcelona, Estado Anzoátegui. 

Finalmente, ese Tribunal declaró que no había responsables y dejó abierta la averiguación..
A raíz de las investigaciones realizadas por el diputado José V. Rangel, este escribió un libro titulado Expediente Negro: el caso Lovera en el cual narra todos los detalles del caso Lovera.fuente:es.wikipedia.org

          !HONOR, A QUIEN HONOR MERECE!


Comentarios

Entradas populares de este blog

BELÉN SANJUAN COLINA

CARMEN VICTORIA PÉREZ, ANIMADORA.