MARÍA DE LOURDES OLIVO "MALULA"

                                                                           MARÍA DE LOURDES OLIVO
                                                                                  Escribe: Angel Pirela
Emblema criollo del buen humor 

María de Lourdes Olivo no podía quejarse. Con tal sólo 18 años de edad ya tenía un trabajo estable en una conocida fábrica de colchones, toda una hazaña en la Caracas machista de finales de la década de los 30 del siglo XX.

A pesar de esto, la jovencita tenía un sueño y no daría tregua hasta lograrlo: Ser una estrella. Pero antes, había un gran obstáculo que superar: Un estricto padre que rechazaba sin cuartel cualquier incursión de su hija en el mundo del espectáculo.

María de Lourdes no tenía un pelo de tonta. Después de terminar su turno en la compañía, se iba a Radio Cultura, emisora cazatalentos, hacía la cola, tomaba un número y participaba en cuanto concurso de radioaficionados había. Siempre salía airosa y con un premio en la mano. ¿Cómo logró afrontar la prohibición de su papá? Muy fácil. Adoptó como nombre artístico Martha Olivo y así, sin más, ganó popularidad por mucho tiempo como actriz de radionovelas.

En los 50 llegó la televisión y ya para entonces su padre había aceptado lo inevitable: haber engendrado una hija con temple de artista. A la larga hasta orgulloso se sentiría. Radio Caracas Televisión salió al aire el 15 de noviembre de 1953 y Martha Olivo formó parte del elenco fundador de la planta. Debutó con el presentador Víctor Saume en el Show de las 12. Y luego vinieron infinidad de programas, telenovelas y su renuncia al canal para irse a Venezolana de Televisión.

Más tarde retornó a Rctv y en los 80 llegó uno de los grandes roles de su carrera: Malula, personaje central de Asocerro (Asociación de Vecinos del Cerro), sketch del decano del humor nacional Radio Rochela que la encumbró y le dio un lugar luminoso dentro del acervo histórico de la televisión criolla.

Retirada, pero feliz. A los 91 años de edad, María de Lourdes, Martha Olivo o simplemente Malula, como le decían desde niña, toma el teléfono en su apartamento en Caracas y sin ningún problema accede a conversar con PRIMICIA, no sin antes agradecer el gesto de querer entrevistarla.

Para comenzar, advierte que tiene memoria fotográfica y que puede recordar hasta el nombre de su maestra de primer grado. No obstante, prefiere seguir retirada del medio televisivo nacional, porque ¡ya no estoy para eso?.

- ¿Por qué no está en televisión?

- Ya no quería trabajar más, pero me endulzaron para que actuara en la novela de Rctv Te tengo en salsa (2006-2007) y acepté, estuve un año hasta el 15 de mayo. Después me quedé en mi casa, aquí recibo a todo el mundo, todos los periodistas me entrevistan, aquí siempre serán bienvenidos.

- ¿Cómo actriz no le gustaría morir en el escenario con las botas puestas?

- No, ya uno no está para eso. Antes tenía mi carro y me movía para todos lados, pero ya no manejo. ¿Cómo voy a estar a mi edad tomando carros libres para allá y para acá? No, no. Mis hijas tampoco quieren que yo esté en eso.

- Con el éxito del sketch de Asocerro de Radio Rochela no sólo tuvo la oportunidad de acrecentar su fama como humorista, sino además incursionar en la política ¿qué experiencia le dejó esto? - Fue una gran experiencia, entré por casualidad y estuve 10 años en esa labor como concejal en el Distrito Federal y Departamento Vargas, cuando estaban unidos.

- ¿Cómo se dio su incursión a la política? Me encontré a Ismenia de Villalba, viuda de Jóvito, en una fiesta y ella me dijo que siempre me había querido conocer por el programa, después me insistió para que fuera candidata del URD (Unión Republicana Democrática), yo no quería, pero me convenció y accedí, entré por ella a la política, estuve cinco años con su partido y otros cinco con Copei.

- ¿Alguna experiencia en particular que haya tenido como concejal? Trabajé mucho por la comunidad, ayudé a la gente, que era lo que quería. Subí muchos cerros de sol a sol.

¿En qué consistía ese emblemático personaje de Radio Rochela? Era una mujer que vivía en un cerro y usted sabe cómo es la vida allí, no hay agua, no hay luz, en ese tiempo ni siquiera los escalones para subir eran buenos. Yo era la presidenta de Asocerro y denunciábamos los problemas que afectaban a los vecinos, todo en la ficción.

- ¿Alguna vez pensó en que el personaje sería tan exitoso que terminaría siendo concejal en la vida real? Nunca pensé en ser concejal, pero con toda la labor que hice, creo que he sido una de las mejores.

- ¿Cómo se produjo su participación en ese histórico papel humorístico? El director Juan Lamata, ya fallecido, me dijo: Queremos hacer un espacio criollo, con una mujer luchadora, será en un cerro, y ella resuelve todos los problemas del cerro. Y así empezó el programa.

Cuando estaban buscando el nombre de la mujer, Lamata me preguntó que cómo quería que se llamara y yo les dije Malula, porque yo me llamo María de Lourdes y siempre me llamaron Malula desde pequeña.

- ¿Hay alguna figura de la televisión a la que admirara? Doris Wells, con quien trabajé varias veces; Renny Ottolina, incluso cumplíamos el mismo día (11 de diciembre), Víctor Saume, Amador Bendayán, con quien actué en la película Yo quiero una mujer así (1951); Tomás Henríquez que hasta padrino de uno de mis hijos fue.
- www.primicia.com.ve/placeres/malula-emblema-criollo-del-buen-

                 ¡HONOR, A QUIEN HONOR MERECE!


Comentarios

Entradas populares de este blog

BELÉN SANJUAN COLINA

CARMEN VICTORIA PÉREZ, ANIMADORA.