Google+ Badge

lunes, 30 de septiembre de 2013

JULIA TARAZONA


                                                   JULIA TARAZONA
                                                                                                                          ESCRIBE: EGLY COLINA MARÍN

Pintora y ceramista tachirense. Maestra graduada en la Normal Interamericana de Rubio, ganadora del Concurso para diseñar y pintar al óleo el escudo de la ciudad de Santa Ana del Táchira

Egresada en la especialidad  de Educación Artística de la Escuela "Cristóbal Rojas"de Caracas. Miembro permanente del proyecto Panamá -Venezuela de Tecnología Educativa aplicada a la planificación y el desarrollo del curriculum.

Maestría en pintura y dibujo y Doctorado en Historia del Arte en la Universidad de Florencia, Italia. Egresó como docente jubilada del Instituto Universitario Experimental J.M. Siso Martínez en el año 2000.

Conocí  a la Profesora Julia Tarazona, en Caracas el año 1995 cuando una y otra, desempeñábamos  labores, en el entonces Ministerio de Educación, hoy, Ministerio del Poder Popular para la Educación y el Deporte.

Fueron tiempos gratos en cuanto a la producción y difusión cultural lo que nos acercó y propició cierta amistad. En ella, pude admirar, su capacitación, su don de gentes y la gran fuerza espiritual y física, a la hora de producir un encuentro de docentes en cualquier parte del país, para dictar Talleres a quienes fungirían de multiplicadores. Ora, como planificadora de alto nivel,  ora como pintora, ora como una excelente ceramista, quien con sus manos transforma los materiales, convirtiéndolos en verdaderas piezas de arte.

Julia Tarazona, se preparó durante varios años,  para enriquecerse intelectualmente,  primero, en la Escuela Cristóbal Rojas en Caracas y en Firenze, Italia en donde obtuvo el Título de Doctora en Arte. Desempeñó cargos docentes en la Universidad Pedagógica Libertador, hasta su jubilación.  

Es una mujer enérgica, idealista, laboriosa, y muy productiva. Podría decir, que es una persona  que cuando persigue una meta,  no ceja hasta alcanzarla; muy categórica  y de hablar muy riguroso en cuanto a su arte. Casada y madre de tres hijos, todos profesionales, que constituyen el centro de su vida. Vive en Caracas dedicada a su arte.

Algunas críticas sobre la Artista:
Diario La Nación, San Cristóbal 1974: "Julia Tarazona,  artista tachirense, ha puesto en la pintura y la cerámica la misma tenacidad y empeño que en el campo de la docencia artística, ha realizado una singular labor durante años".

GALERÍA TRACK, CARACAS, 1973: "Julia Tarazona cree en el rigor disciplinario del trabajo y a su delicada sensibilidad al color agrega una apasionada capacidad de fantasear".

FUNDACIÓN GRAN MARISCAL DE AYACUCHO, 1975:  presentación  en el área de la Cultura de la Fundación por la capacitación de recursos humanos del País. " En los trabajos artísticos de Julia Tarazona se une la creatividad e inteligencia con calidad de la enseñanza".

TERCER PREMIO DE PINTURA "EL UNIVERSAL" 1976: "En los trabajos artísticos de Julia Tarazona, hay descubrimiento e indagación"

CENTRO ARTÍSTICO CULTURAL TOSCANO "SAN CLEMENTE". TERCER PREMIO DE RETRATO. MEDALLA DE PLATA Y DIPLOMA, FLORENCIA, ITALIA 1980: "Las composiciones artísticas de Julia Tarazona tienen un personal estilo y encanto vital"

DOCTOR RAMÓN J VELÁSQUEZ: 1986 Julia Tarazona es un nuevo valor de la Cultura Tachirense, que continua la hermosa tradición artística iniciada por PEDRO CASTELLÓN Y MANUEL OSORIO VELASCO.
... SU EXCELENTE FORMACIÓN LOGRADA EN ACREDITADAS ACADEMIAS Y SU CONCEPCIÓN DEL MUNDO Y DE  LAS FORMAS, SE HA TRADUCIDO EN UNA OBRA QUE YA HA LOGRADO LA CONSAGRACIÓN.



              !HONOR A QUIEN HONOR MERECE!



miércoles, 25 de septiembre de 2013

RAFAEL FERNÁNDEZ HERES



                                                          RAFAEL FERNÁNDEZ HERES
                                                                                           ESCRIBE: EGLY COLINA MARIN

El Ilustre Venezolano Rafael Fernández Heres, nace en Tinaquillo, Estado Cojedes, República Bolivariana de Venezuela, el 11 de Julio de 1923 y fallece en Caracas el 16 de Diciembre de 2010. Estuvo casado con la Sra Elvira de Fernández Heres con  quien procreó tres hijos.

Competente en el más amplio sentido de la palabra. Su presencia, su humildad, sus conocimientos y don de gentes, lo hacían TODO UN CATEDRÁTICO; tuve la suerte de tenerlo como mi profesor en el Instituto Pedagógico de Caracas en los años 1966-67 en la Cátedra de Griego. Fue, un erudito en la materia, que, lograba interesar a sus alumnos en  ese  difícil componente, de la Especialidad de Castellano, Literatura y Latín.

Fue un Educador, Historiador, Doctor en Filosofía, Escritor. Desempeñó el cargo de Ministro de Educación durante el gobierno del Presidente Luis Herrera Campins, desde 1979 a 1982. Individuo de número de la Academia de Historia  desde 1995 hasta el año 2003 habiendo sido el Presidente durante 8 años. De la Universidad Nacional Abierta fue su Presidente desde 1.996.

Entre sus obras figuran:
     Los Fundadores,  Academia Nacional De La Historia
     Catecismos Católicos de Venezuela Hispana, siglos XVI, XVIII
     Conquista Espiritual de Tierra Firme.
     La Educación Venezolana bajo el signo de la Ilustración, 1770-
     1870.
     Escritos del Doctor Rafael Villavicencio.
     La Instrucción Pública en el Proyecto Político de Guzmán Blanco.
     Referencias para el estudio de las Ideas Educativas en Venezuela. 
 Distinciones recibidas:
   “Orden al Mérito Civil” en el grado de Gran Cruz, Gobierno de España.
   “Orden Tudor Vladimirescu”, 2da Clase, Gobierno de la República
     Socialista de Rumanía.
     Miembro de la Sociedad Chilena de Historia y Geografía.
     Miembro de las Academias Bolivarianas de las Américas y de la
     Belgraniana, de la República   Argentina.
     Miembro Honorario de la Academia de la Historia de Portugal.
     Presidente del Instituto Sanmartiniano de Venezuela.

   Tan respetable y prestigioso hombre de las Letras  Venezolanas, fue una     persona singular, de convicciones arraigadas, y basada en los principios fundamentales de la familia, profundamente católico, respetuoso del derecho ajeno, sencillo, afable y amigo consecuente de sus alumnos. Venezuela se enluta con la desaparición física, de uno de sus Ilustres hijos.  Dejó como legado a una hermosa familia que honra su memoria. Paz a sus restos.
¡HONOR A QUIEN HONOR MERECE!




martes, 24 de septiembre de 2013

LUIS ALFREDO LUGO



                                                                                   PROFESOR   LUIS  ALFREDO   LUGO
                                                                                            ESCRIBE: EGLY COLINA MARIN



LUIS ALFREDO LUGO, quien sería conocido como el Profesor Lugo nació el 16 de mayo de 1945, en la ciudad de Caracas, Estados Unidos de Venezuela.

Provenía de un hogar bien constituido, de principios y valores morales y cristianos, cuyos padres, siempre se esmeraron en su educación, por lo que podemos decir que desde joven, se preparó concienzudamente con miras a ser un docente.

Así,  logra doblemente su propósito, al graduarse de Profesor en el Instituto Pedagógico de Caracas y de Abogado de la República, en la Alma Mater Universidad “SANTA MARÍA”.

En el nivel de Educación Media se desempeñó como Director del Liceo “RAFAEL URDANETA” en Caracas. 

Desde entonces, ya se había iniciado en las luchas gremiales y participado, como dirigente del partido social cristiano COPEI, y  en la elección nacional del Colegio de Profesores de Venezuela en el año 1984, obtuvo la máxima representación: Presidente del Colegio de Profesores de Venezuela.

Fue todo un personaje: simpático, distinguido, de elegante porte, culto y franco en el hablar, y en la política se destacó como gremialista.  Ejerció como profesor universitario, y sobresalió en las cátedras de Derecho Civil I y II  en la Universidad SANTA MARÍA de Caracas, de donde había egresado.

En síntesis, podemos decir, que fue un hombre carismático, de convicciones, de mucha proyección, preparado para la lucha, y quien falleciera trágicamente en accidente automovilístico en plena etapa productiva  de su vida. Deja como legado una hermosa familia.


                !HONOR A QUIEN HONOR MERECE!




domingo, 22 de septiembre de 2013

MARIO TORREALBA LOSSI- ACADÉMICO.



 MARIO TORREALBA LOSSI
POR: EGLY COLINA MARÍN




Nace Mario Torrealba Lossi  en  Altagracia de Orituco, Estado Guárico, República Bolivariana de Venezuela, en 1924. Estudió, en el Instituto Pedagógico de Caracas, (IPC), hoy Universidad Pedagógica Libertador en la especialidad de castellano, Literatura y latín, graduado en 1948.

Ensayista, poeta, crítico, e investigador. Profesor jubilado de IPC. Individuo de Número de la Academia Venezolana de la Lengua, (Sillón B).  Profesor emérito del IPC (2002). Distinciones: Mención de Honor en el Premio Municipal del Distrito Federal (1979) con Los años de la ira. Mención de Honor en el Premio Municipal de Literatura del Distrito Federal (1983) con Bolívar en diez vertientes.

A tan ilustre Profesor, tuve el honor de conocerle, por haber sido su alumna, allá por el año 1965 en el Instituto Pedagógico de Caracas; de manera que puedo afirmar, que es un docto en Literatura, especialmente la griega. Ha publicado un gran número de obras sobre investigación literaria, sociología de la cultura y crítica de textos, entre los cuales destacan: Los Años de la Ira, Bolívar en Diez Vertientes y Esquilo, Sófocles y Eurípides. E igualmente, escribió un resumen sobre cultura venezolana para la Enciclopedia Metódica Larousse.

Ante esta breve presentación, dejo a ustedes lectores sus propias palabras, para conceptualizar su estudio, como parte de  una entrevista concedida, el año 1967 a estudiantes del Liceo Núñez Ponte de Caracas:

-¿Hasta dónde ha tenido proyección universal la novelística venezolana contemporánea?

-La novelística venezolana vivió entre los años comprendidos desde 1928 hasta 1945, su mejor época. Los nombres de Rómulo Gallegos, Uslar Pietri, Ramón Díaz Sánchez, Antonio Arráiz y Julián Padrón, la proyectaron a un ámbito continental y la hicieron conocer, por vez primera en Europa… 

El triunfo último de Adriano González León, en España, parece indicar que comienza, un como nuevo despertar en nuestra novelística. Después de todo, tenemos pleno derecho a cumplir con un rol trascendente en las letras de América y en el mundo. La novelística criolla de ese ciclo del costumbrismo y del paisajismo brilló a la par del esplendor que en dicho instante hubo en la literatura de ficción en Hispanoamérica. Pero, como en la literatura se cumple la ley de flujos y reflujos de que hablaba Vico, a ese período de ascenso y plenitud le sucedió otro de receso y decadencia. 

Todavía Venezuela no se ha repuesto de ese letargo. Pienso que tardará algunos años para que volvamos a ocupar un sitio preponderante en el proceso novelístico del continente. 

-¿Es equivocado el establecer diferencias entre cuento y novela?
-La verdad es que hoy no se sabe con certeza hasta dónde un cuento es novela y viceversa. Los críticos prefieren hablar de literatura de ficción. Con este término comprenden toda creación en donde se cumplen aquellas exigencias del ensayista norteamericano Van Doren: Donde haya personajes ambiente y mensaje, habrá creación novelística y cuentística…”

-¿Cómo cree usted que debe enseñarse la literatura en bachillerato o en la Educación Media en general?
Los estudiantes de literatura no aprecian la materia porque los profesores contribuimos muy poco a ello. Creemos, por lo común, que enseñar tal asignatura consiste en hacer malos recuentos de autores y de obras. De ese modo, el proceso del aprendizaje se desvirtúa y se vuelve tedioso e insulso. He comprobado por mi modesta experiencia que cuando al alumno se le compenetra con la obra, lectura, exámenes, discusiones y apreciaciones directas en clase, ésta se torna más dinámica, y se forjan valores e inquietudes de sumo interés. El pastillaje, el apuntismo y el verbalismo son acérrimos enemigos de esa didáctica..."

Ha recibido las Condecoraciones de Instrucción Pública, Andrés Bello en Primera Clase y la Orden del Libertador. Ha sido miembro del Jurado del Premio Internacional de Novela Rómulo Gallegos y es Individuo Numerario de la Academia Venezolana de la Lengua. 

Distinciones: Mención de Honor en el Premio Municipal del Distrito Federal (1979) con Los años de la ira. Mención de Honor en el Premio Municipal de Literatura del Distrito Federal (1983) con Bolívar en diez vertientes.
Merecidos reconocimientos a quien por largos años se ha dedicado al estudio, creación y análisis literarios. Venezuela se honra en la persona del Profesor Mario  Torrealba Lossi, uno de sus muy distinguidos hijos.

¡HONOR, A QUIEN HONOR MERECE!






viernes, 20 de septiembre de 2013

MARTÍN DÍAZ DE CERIO, S.J


                                                                              MARTÍN DÍAZ D’ CERIO, S.J
                                                                                              Escribe: Egly Colina Marín
VIVIÓ PARA EL SERVICIO.




Nace el futuro sacerdote Martín Díaz D’ Cerio en la Provincia de AZULEJO, (Navarra) España, el 11 de febrero de 1928.

El 24 de septiembre de 1945 ingresa al noviciado de Loyola y es ordenado sacerdote el 16 de julio de 1959 y hace sus votos perpetuos el 15 de agosto de 1962.

Como sacerdote Jesuita, emprende su misión evangelizadora y viaja a Caracas, República de Venezuela, siendo designado al Estado Falcón. 

Llega a la Península de Paraguaná en el año 1967 constituyéndose en el Párroco de la Iglesia de Carirubana, municipio Carirubana, por dos años y seguidamente fue destinado a la Parroquia de Santa Ana hasta 1982.



Conociendo al Padre Martín, por haber sido nuestro amigo, además de sacerdote, puedo afirmar, que en él, se conjugaban: el sagrado ministerio el cual ejercía con humildad y paciencia, el amor por los niños, los ancianos y muy especialmente por la ebanistería, la que trabajaba no solo con pasión sino con profesionalismo, ejecutando bellas piezas consistentes en puertas, techos, ventanas, camas, y ceibó las cuales donaba a las personas de su afecto o necesidad.

A partir de 1983, es designado por la superioridad para la Diócesis de Barquisimeto, para ejercer su ministerio pastoral y subsecuentemente gerenciar un trabajo cooperativo para una asociación cafetalera.

De su permanencia en Santa Ana, podemos dar fe de su entrega, amor al prójimo y dedicación al trabajo, no solo el de evangelización, sino además como un gran maestro, quien transmitió sus valiosos conocimientos a “sus alumnos” que lo solicitaban. Muestra de ello, aún permanecen los techos, mesas, puertas, closet y otros enseres propios del hogar construido con sus manos, sin otro instrumento esencial, podríamos calificarlo de orfebre.



Hombre parco, enérgico, contundente y directo a la hora de predicar “La Palabra”, sin embargo, hizo amistad con los cercanos a su edad con quienes compartía para tocar la guitarra, y deleitaba con su arte. La caza de conejos, otra de sus distracciones y su eterno compañero un “puro”. Posteriormente es designado a la casa de retiro San Javier del Valle, en el Estado Mérida, Venezuela, donde permaneció hasta un mes antes de su fallecimiento, ocurrido en Caracas, el 21 de mayo de 2013. 

Fue un enviado del Señor para reactivar nuestra fe. Sus cenizas reposan en el “Jardín del Recuerdo” en el Colegio San Ignacio de Caracas. Paz a sus restos.



                  !HONOR, A QUIEN HONOR MERECE!







HONOR A QUIEN HONOR MERECE









jueves, 19 de septiembre de 2013

ALBERTO BOULANGER SOLE



                                 ALBERTO BOULAGER SOLE
                                                                                   Escribe: Egly Colina Marín


Nace nuestro ilustre compatriota-biografiado en la población de Yoko, en el estado Sucre, Estados Unidos de Venezuela, el 21 de noviembre de 1922.

YOkO pueblo agrícola, especialmente del cacao, el café, y el coco, amén del mercado cautivo de gente afanosa en donde los empresarios e industriales, iban a su búsqueda, por ser reconocidos como gente solícita y cumplidora, y por sus antecedentes de responsabilidad y honestidad en el trabajo. 

De esa “madera” proviene el señor Alberto Boulanger quien al ser entrevistado dijo sentirse orgulloso de su origen y por lo tanto, comprometido con él. 

Casado con la Señora Elsire Limonchi de Boulanger, con quien procreó seis hijos: Luis Alberto,José Antonio, Andrés Avelino, Carlos Rafael, Lisle y Gisela del Valle, todos, exitosos profesionales, orgullo familiar.

Fueron sus padres:  Andrés Boulanger Guerra y Anastasia Solé Uga,  quienes ofrecieron a su 9º hijo una educación esmerada, cuyo ductor fue Gumersindo Cierto Solé, hombre de una vasta cultura, quien se desempeñaba como educador en la misma población. 

A la edad de 20 años, sale de su pueblo natal,  con una preparación pocas veces alcanzada por los jóvenes de esa época, para incorporarse a la industria petrolera, en la población de Anaco, siendo su Jefe el señor José Bellorìn hombre estricto, de carácter enérgico y severo en cuanto al desempeño del trabajo, pero; el acatamiento de sus obligaciones aunado al dominio de la escritura y lectura, hace merecedor al joven Alberto, de progresos en su labor, y como recompensa, un destacado trato.
    
Fue en las elecciones sindicales de 1945, cuando participa activamente, por la reivindicación del derecho al pago de utilidades a los trabajadores, conformando la Junta Directiva del Sindicato Petrolero de San Joaquín, del estado Anzoátegui. Luego, va a Caracas como Delegado al 2º Congreso de la Industria Petrolera, es allí donde  iniciado en los delicados avatares del sindicalismo,  logra no solo el apoyo, sino además, el respeto de sus compañeros.

Este Ilustre biografiado, hombre si se quiere autodidacta, se creció a sí mismo, al  encaminar su vida por las letras, ya que en 1949, llega a la Península de Paraguaná luego de ser empleado petrolero, y da un vuelco a su vida al colocar la PRIMERA LIBRERÍA en la que sería su otra tierra, es decir en Punto Fijo, Península de Paraguaná en el estado Falcón, ya que desde muy joven, había sentido inclinación por la lectura, lo que con el transcurrir de los años, devendría en una cultura bien fundamentada, ya que a la hora de ser consultado, con propiedad, podía ofrecer al público ávido de ideas, una veraz información sobre el libro solicitado, pues, ha dedicado parte de su trascendente vida, a la oferta de las publicaciones de connotados escritores universales.

Es en Punto Fijo, donde su aporte se hace presente en varias obras sociales: la conformación de la Sociedad Anticancerosa de Paraguaná, juntamente con el señor Alberto Sánchez, Joffre Paúl Játem, Virgilio Arteaga, Críspulo Ramos, y, Carlos Sierralta Osorio entre otras personalidades del acontecer Paraguanero; también, participa en el movimiento, Pro Creación del Hospital CALLE SIERRA”. 

En opinión del señor Alberto Boulanger, como residente de Punto Fijo, desde su llegada en 1949, hubo un sinfín de actividades tanto sociales como religiosas, para acceder a lo que sería la futura zona de jerarquía que es en la actualidad; de allí, la importancia de la Industria Petrolera en la creación de escuelas, canchas, equipos de fútbol y zonas residenciales;  y, del Sector Religioso también recibió Punto Fijo la creación de colegios, tales como el San Francisco Javier y el Colegio Cristo Rey. 

Igual importancia reviste la Cámara de Comercio de Punto Fijo, el Rotary Club, El Club de Leones, el Centro Hispano, y los Club Miramar y Judibana, para la recreación de los trabajadores petroleros, el Club Falcón, la Sociedad de Amigos de Paraguaná, así como la llegada de las entidades bancarias de jerarquía en la capital. En todas las actividades culturales se vio la participación de la “LIBRERÍA EL CARMEN” como un ente educativo y cultural de co-responsabilidad  y participación ciudadana.

Especial mención merecen, de acuerdo al señor Alberto Boulanger, la participación de las Colonias que se conformaron en la ciudad, tales como la Italiana, Árabe, Siria, Portuguesa, Española y otras de igual importancia quienes coadyuvaron al desarrollo y progreso de nuestra tierra, vale mencionar algunos nombres, tales como: Arturo Bonvecchio, Bartolo Yamarte, Rafael González, Giovanni Ferrarei, Víctor Fuguett, Julián Morillo, Salomón Blanchart, Robustiano Ferrer, Juan Sierralta Roque, José Thompson, Lorenza Micali, Santiago Salomón Rojas, Douglas Jatem, y Rodrigo Antonio Morillo Colina.

Para Punto Fijo, fue significativa la contribución del Señor Charles Arapé, como maestro y locutor, ya que en labios del señor Boulanger, apuntaló de manera loable, el conocimiento de la gente de ese entonces, y contribuyó notablemente  la querencia del terruño, por lo que reconocemos su valor y aporte al desarrollo de la ciudad. Igualmente, debemos mencionar a Rafael Agüero, músico, escultor y poeta quien aunando esfuerzos junto al señor Boulanger y al señor Luis Roncayolo gestionan la creación de una escuela en la población de “Las Piedras”, hoy “Josefa Victoriana Riera”.

Finalmente,  debemos dejar constancia del invalorable aporte del señor Alberto Boulanger Solé en la creación y como Directivo del Comité Administrativo de la Cooperativa San José Obrero  durante 7 años ininterrumpidos y su participación en la Sociedad de Padres y Representantes del Liceo Mariano de Talavera. 

Entre sus valores más importantes  la familia ocupa el primer lugar, por ella ha luchado, y mantiene como lemas en su vida: la solidaridad, la sinceridad, la honestidad, y el respeto ciudadano. 

Por todo lo expresado, reconocemos al Señor Alberto Boulanger Solé como  Patrimonio Cultural y Educativo de la Sociedad Paraguanera.

¡HONOR, A QUIEN HONOR MERECE!


LUCILA VELÁSQUEZ -POETISA


                POETISA LUCILA VELÁSQUEZ

Nació la poetisa Lucila Velásquez, cuyo verdadero nombre era Olga Lucila Carmona Borjas, en San Fernando de Apure el 24 de marzo de 1928. 

Conocí a la poetisa el año 1974 cuando se desempeñaba como Directora del Instituto de Cultura y Bellas Artes (INCIBA), y pude admirar en ella, su don de gentes, su sentido de la amistad y por sobretodo su gran profesionalismo. Estuvo vinculada a la llamada generación de 1948 y conocida como “Contrapunto.”

Periodista, Crítica de Arte y Diplomática de profesión. El año 1975, cuando fue designada Embajadora de Venezuela en Bulgaria, tuvimos el acierto de homenajearla en la Casa del Escritor y bautizar un disco álbum contentivo de 2 L.P cuyo título sugerente fue TEXTO PARA AMANTES Y OTRAS INVOCACIONES con su poesía, en donde compartió escenario juntamente con el escritor y poeta andino, Marco Ramírez Murzi, producido por Egly Colina Marín Producciones. C.A en homenaje a su gran trayectoria, representatividad, y por colocar muy en alto el Pabellón Nacional, en acto presentado por el Profesor Oscar Sambrano Urdaneta y ante la presencia de personalidades del mundo Literario, Diplomático, Político y Social. 


Como autora fue premiada en el concurso de la letra del Himno de la Universidad de Oriente, (UDO) y fundadora del Círculo de Escritores de Venezuela. Fue una gran luchadora y activista político del partido Acción Democrática y enfrentada al gobierno dictatorial de Marcos Pérez Jiménez, vivió exiliada en México, según confesión propia, compartió casa con Carlos Andrés Pérez y su esposa Blanquita con quienes  la unió una gran amistad. E igualmente se exilió en Panamá y Costa Rica. 


Creadora de la Galería de Arte Nacional, juntamente con el Maestro Alirio Rodríguez, obtuvo en su productiva gestión del INCIBA, la creación del Centro de Estudios Latinoamericanos Rómulo Gallegos, CELARG el 30 de julio de 1974 mediante acuerdo emitido como Presidenta de Instituto de Cultura y Bellas Artes. Consejera Cultural en la Embajada de Venezuela en México en 1958 y en Panamá, Primera Secretaria de la Embajada de Venezuela en Brasil, Asistente de Relaciones Públicas del INCIBA en 1964, Asesora de Publicaciones de la Cámara de Diputados, Jefe del Departamento de Difusión Cultural de la Universidad Simón Bolívar en Caracas (1970-1974), Embajadora de Venezuela en Uruguay, Bulgaria, Grecia y Rumania. Perteneció a la Asociación de Escritores Venezolanos y a la Asociación Venezolana de Periodistas.

Entre su poesía encontramos: Color de tu Recuerdo, (1949), Poesía, Resiste (1955), En un Pequeño Cielo (1960), Selección Poética Nº 90 (1962), A la Altura de la Aroma (1963) Tarde o Temprano (1964) Finalista del Premio Hispanoamericano de poesía “León de Greiff, 1966. Bogotá Colombia, con la obra “Indagación del Día” (1969), Claros Enigmas (1972) Acantilada en el Tiempo (1982), Mateo Manaure, Arte y Conciencia (1989) El Árbol de Chernobyl, su obra más significativa (1991) La Rosa Cuántica (1992) El tiempo Irreversible (1995) Memorias de mis días (Biografía) (2009). 

Fue el principal artífice de la corriente llamada Ciencia poesía. Con su muerte, ocurrida en Caracas el 28 de septiembre de 2009, Venezuela perdió a una de sus mujeres, bastión de la creación literaria y de la Diplomacia. www.eglycolinamarin.com


                  ¡HONOR, A QUIEN HONOR MERECE!

























miércoles, 18 de septiembre de 2013

MARCELINO SMITH



                                                                     MARCELINO SMITH
                                                                       Escribe: Egly Colina Marín
 
                                           
Marcelino Bautista Smith, nació en Santa Ana, Península de Paraguaná, del estado Falcón; el 19 de febrero de 1926.

Pionero de la industria petrolera y constructor de una gran familia, padre ejemplar, competente y organizado, diligente, tesonero, trabajador, con propósito de vida, de gran carácter, y esposo ejemplarizante.

Sus padres: Bárbara Smith e Ismael Pérez perteciente a una larga familia de ancestros emigrados; casado con Doña Olga Cayama Sierralta  con quien procreó a sus 9 hijos: Hélida Antonia, Martín Rafael, Olga Zoraida, Carmen Magaly,  Wilfredo Marcelino, Jarmelis Soraya, Rubén Alfredo,Yolis Carolina, y Robert Gustavo quienes supieron aprovechar la conducción de un padre en el desarrollo de sus vidas, logrando enaltecer su nombre.

Marcelino Smith, culminó sus estudios de  educación primaria en la Escuela Andrés Bello, en la ciudad de Punto Fijo.  Siempre estuvo a la vanguardia, en cuanto se refería al pueblo de Santa Ana, así lo vimos: como fotógrafo social, participante de la Junta Pro Mejoras de Santa Ana, colaborador permanente con los sacerdotes llegados al pueblo, y como factor importante para colocar la primera piedra de lo que sería la tenería del pueblo, en donde se aprovecharían las pieles del caprino, para curtirlas, realizar hermosas alfombras, puf, cuadros y otras artesanías para comercializarlas, en la seguridad de que regresaría su valor, en beneficios a la comunidad.

Fue en la época, donde se había  incorporado como Párroco José María García Escudero (q.p.d) dándole al pueblo no solo la oportunidad de trabajo sino además constituir un atractivo turístico, para quienes requerían la piezas confeccionadas, así como otros productos elaborados y concernientes al cuidado personal.
La motivación del presbítero Vicente Fuentes, Párroco entonces de Santa Ana de Paraguaná, permitió se reunieran las voluntades para iniciar y dar vida jurídica a la hoy, Cooperativa de Santa Ana de Paraguaná” el 16 de Octubre de 1962 junto a otros cinco (6) a saber, Marcelino Smith, Pedro Cossi González, Carmen Marín de Colina, Félix José Dávila Osteicoechea, Telmo del Carmen Dávila Mavo, y Juan Teolindo Smith en lo que sería uno de los bastiones económicos del pueblo,  que el año próximo pasado (2013), cumplió 50 años de fundada, y en la actualidad, sigue beneficiando a sus miembros y mejorando cualitativamente sus servicios.
Muere en Santa Ana su pueblo natal,  el 13 de abril de 1996, rodeado del amor de su familia.


!HONOR A QUIEN HONOR MERECE!



martes, 17 de septiembre de 2013

RAÚL DELGADO ESTÉVEZ- MÚSICO VENEZOLANO.



                                         RAÚL DELGADO ESTÉVEZ
                                                                                                                                      Escribe: Egly Colina Marín



Nace nuestro, Virtuoso Maestro Biografiado en la ciudad de Calabozo, estado Guárico, República Bolivariana de Venezuela, iniciando los estudios primarios y secundarios en su tierra natal, prosiguiendo los musicales en la Escuela Superior de Música de Caracas en la Escuela “Juan Manuel Olivares.”

Como aventajado alumno, obtiene una beca para cursar estudios en París durante cinco años y perfeccionar sus estudios musicales, en el Instituto Católico de París, en el Conservatorio Nacional de Música de París y en el Grupo de Investigaciones Musicales de la Radio y Televisión Francesa.

Entre sus diplomas encontramos: Dirección Coral, Pedagogía Aplicada a los Instrumentos, Guitarra Clásica, Composición, Música Electroacústica e Investigación. 

A lo largo de su fructífera vida ha participado en numerosos eventos musicales en Europa, Asia y América, como compositor e intérprete, y, en concursos en Suiza, España y Grecia conquistando reveladores galardones.  

Ha dirigido diversas Agrupaciones Corales: Director fundador del Coro de la Cámara de la Asociación Venezolana de Periodistas y de la Coral de Seguros Caracas. Director de la agrupación Pro Música de Caracas, el Coro de la Universidad Santa María, el Coro y la Estudiantina de la Escuela Normal Miguel Antonio Caro, la Coral Filarmónica de Caracas, la agrupación “Vinicio Adames” del Banco Central de Venezuela, el Grupo Vocal Metropolitano, la Coral INTEVEP, la Coral del Banco, Profesor de Dirección Coral en el Consejo Nacional de la Cultura “CONAC”, profesor de de la Escuela de Artes de la Universidad Central de Venezuela, y, Director durante 23 años, del Orfeón Universitario y actualmente se desempeña como Director de Cultura de la misma universidad.

Ha recibido las siguientes Condecoraciones:

  • ·        ORDEN “ CECILIO ACOSTA” EN SU PRIMERA CLASE
  • ·        ORDEN “ESCUDO DE GUARENAS” EN SU PRIMERA CLASE
  • ·        ORDEN”ALFREDO SADEL”EN SU PRIMERA CLASE
  • ·        ORDEN “GENERAL DE DIVISIÓN JOSE ANTONIO ANZOÁTEGUI”  1ª CLASE.
             RECONOCIMIENTOS CONFERIDOS:

  • ·        “GRAN ORINOCO”
  • ·        “GRAN COLLAR” Congreso de  Angostura
  • ·        “GRAN CORDÓN” otorgado por la Gobernación del Distrito Federal.
  • ·         ORDEN “FRANCISCO DE VENANZI” otorgada por la UCV-  Venezuela
  • ·         ORDEN “MARÍA TERESA CASTILLO” y  ORDEN “SANTA CECILIA”
                 El país nacional está orgulloso de uno de sus hijos más ilustres, 
                                PATRIMONIO  CULTURAL DE VENEZUELA.

                        ¡HONOR, A QUIEN HONOR MERECE!



www.eglycolinamarin.com

domingo, 15 de septiembre de 2013

CÉSAR RAFAEL MOLINA LEÓN



 CÉSAR RAFAEL LEÓN MOLINA
ESCRIBE: EGLY COLINA MARÍN



Nace, César Rafael León Molina, en la ciudad Capital Caracas, el 22 de noviembre de 1931, en la populosa y siempre bien ponderada parroquia San Juan.

Fueron sus padres: Teófilo Rafael León y Mercedes Molina de León. Tuvo seis hermanos: Luis Alberto León (q.p.d) quien fue primer trompeta de la orquesta de Luis Alfonso Larraín, Freddy León Molina, Teófilo León Molina, Raúl León Molina, Andreína León Molina, e Hilda Teresa León Molina.

Su padre Don Teófilo León, un gran músico, de quien heredaron la pasión por la música venezolana, que han llevado a otros continentes a través de largos años. Así, encontramos a César desde joven, laborando en una empresa dedicada a la importación de instrumentos musicales “Equipo del Músico” que aún, se perenniza en el tiempo. Es allí, cuando decide estudiar comercio,  administración e inglés, por lo que con esa capacitación,  fue el encargado de las importaciones para la empresa.

Transcurrieron muchos años y, su hermano menor Freddy, había perfeccionado sus estudios de piano, fue entonces cuando  tuvo la oportunidad de encargarlo del afinamiento de estos instrumentos. Siendo  un dúo muy especial tuvieron la idea genial de grabar un primer disco, llamado “ALMA CRIOLLA”-que sería su entrada triunfal en el pabellón venezolano, ya que desde entonces mantuvieron ese Norte.

Con este sorprendente éxito, los hermanos César y Freddy se asocian y crean la empresa Sello León, con la expresa finalidad de producir, promover y difundir la música venezolana. 

Desde entonces, ha sido duro el camino transitado, para imponer y mantener nuestra música en el primer lugar. Sin embargo, ha sido mucha la recompensa de los auditórium de Estados Unidos, España, y Londres, en donde se desbordó en máxima repercusión en medios orales e impresos.

En Londres fue grabada nuestra música con el acompañamiento de su  Orquesta Filarmónica produciendo la obra reconocida de “Venezuela en Suite”, e igual trabajo se realizó con la Orquesta Sinfónica de Madrid, obteniendo repercusión internacional. En nuestro país han cosechado todo tipo de reconocimientos públicos y privados.

César Rafael Molina León estuvo casado con Carmen de León con quien procreó cuatro hijos, a saber: Mariela León de Brunicardi, Luis Alberto León, Mercedes María León y Julio César León.
Fallece en Caracas el 06 de agosto de 1993 y sus restos reposan en el cementerio del Este. Paz a sus restos.

!HONOR A QUIEN HONOR MERECE!



sábado, 14 de septiembre de 2013

JUAN TORO MARTÍNEZ- ESCRITOR E HISTORIADOR

JUAN TORO M CON GUILLERMO MENESES

    DON JUAN TORO MARTÍNEZ



Don Juan Toro Martínez, paraguanero por adopción fue un grande hombre. En 1967 cuando me desempeñaba como profesora en Punto Fijo, estado falcón, de donde soy natural, le conocí, por estar entre mis alumnas su hija Hildamar.  

Así pude evidenciar en él, diversas facetas, la de padre, esposo, locutor, poeta y productor radial de total sintonía, atrapando al oyente por la excelencia empleada en el desarrollo de los mismos. Casado con la pintora Hilda Álvarez de Toro Martínez.

Era un hombre preparado para la vida, consecuente amigo y de generosa conducta, quien disfrutaba de las cosas más pequeñas de la vida, según sus propias palabras.
Ejerció el periodismo en los Diarios El Nacional, El Universal, y en la revista Élite  Fundador del boletín industrial de la Refinería de  Amuay donde permaneció largo tiempo. Con él, se inició  la era de la buena programación, y la mejor selección musical. Fue toda una cátedra de buen gusto y refinamiento para los oyentes.

Nació en la barriada La Pastora de Caracas, República Bolivariana de Venezuela, el 04  de Mayo de 1928. Murió en Judibana, estado Falcón.

Consecuente con su pensamiento, Mónico cual era su verdadero nombre; nos realiza un análisis de la obra “Cien Años de Soledad” .Observemos el estilo:

“…Teníamos tiempo que no nos atrapaba, de manera tan incisiva, un libro como el de este dicharachero y cultivado García Márquez, a quien devoramos con el mismo éxtasis en la glotonería de un Aureliano Segundo. A decir verdad no habíamos leído así, con agobiadora perseverancia, sino algunas obras de Stefan Sweig, Jean-Paul Sartre y de nuestro Mariano Picón-Salas, escritores todos donde se cumple extraordinariamente la casi ya agresiva alucinación de la más patética, repulida y convincente literatura.

Lo que más me ha interesado de “Cien Años de Soledad” —título hermoso, pero que no rehúsa el alarde de atinada imaginaría de Macondo, a secas— lejos de ser su temática específica, ha sido el bordoneo de los detalles y esa como goterita de gracia auténtica con que están salpicadas las características de José Arcadio Buendía, Úrsula, el coronel Arcadio Buendía, Amaranta, Melquíades, Pilar Ternera, Rebeca, Santa Sofía de la Piedad, Petra Cotas, Pietro Crespi, Remedios, la Bella, y otros personajes del fabuloso mundo macondeano...

..."Por ahí ha comenzado a decirse, en las apreciaciones y críticas bien o mal intencionadas que el libro está suscitando, que el estilo de García Márquez en esta obra acusa una tendencia barroquista, además de una finura discretamente rebuscada que abarca lo pintoresco y lo clásico y lo moderno; y se le busca influencias con Rebeláis, Faulkner, Joyce, Alejo Carpentier, etc.... Estilo barroco e influencias —baladronadas a mi juicio— que no pueden causarle daño al volcán de la originalidad, al prodigio imaginativo y a la suma de provinciana belleza que, como elementos esenciales, corren inteligentemente en este volumen de narrativa mayor. 

Mientras leíamos a García Márquez, hemos pensado en la ausencia de humorismo que se observa en la mayoría de nuestros mejores narradores americanos, y se nos ha ocurrido esta ingenuidad porque, ahora preguntamos, ¿No será por lo del humorismo bien entendido que esta novela de García Márquez se sigue vendiendo en Caracas como pan caliente?...

Tan versátil escritor  sobrecoge con su análisis.  

Así que, nos encontramos en presencia de un gran escritor e  historiador nuestro, con mérito propio. 

HONOR A QUIEN HONOR MERECE”
Foto cortesía de la Licenciada Hildamar Toro. Izquierda Juan Toro Martínez,   dama y el escritor Guillermo Meneses.