Google+ Badge

jueves, 27 de junio de 2013

SIMON BOLIVAR, EL LIBERTADOR, "INVOCACIÓN"

“INVOCACIÓN A SIMÓN BOLÍVAR”

La patria no es madre sino hija.  La patria no es fortuna sino deber.
La patria no es dicha sino agonía. Tenemos que forjarla de continuo con nuestro
trabajo, con nuestra fe, con nuestras almas. Tenemos que honrarla con nuestro afán, con nuestro sacrificio.
Ella vive de nosotros, como nuestros padres, y como nuestras obras. Ella puede llevar nuestro nombre, como Simón Bolívar le dio el suyo.
Ella es la cifra y el sol de nuestra vida.  Por ella todo es poco.
A ella le dieron, antes, su fervor, su grandeza y su evangelio, los próceres, los héroes, los patriarcas.  De los más vehementes  de la libertad ella procede.
Los mayores recuerdos, las más dulces fragancias, los más nobles amores, viven en ella.
Su imagen está siempre con nosotros, sentada a nuestro lado en la mesa de trabajar, junto a nuestra cabeza en la almohada de dormir.

Ella anduvo; en el sueño y la fatiga de los libertadores; estuvo en las manos y en los ojos de los constructores; voló sobre los hombres atléticos y los cielos alucinados de los conductores.
Fue en fin, “melancólica constancia”, y ha de ser, en suma, “inquebrantable juramento”.
Su eternidad está en nosotros; corre por nuestra sangre; habla por nuestro idioma; vivirá en nuestras obras. Anida en el hogar, que es un santuario, y en la escuela que es un taller.

Enseña a no querer mas honra, porque no hay mayor, que la de ser digno de ella.
Aspira a engrandecerse con nuestra grandeza, con nuestro encendimiento, con nuestra virtud.
Ennoblece con su arrebato, con su devoción, con las sombras ilustres que pueblan los aires del atardecer.  América le da su raíz, su entonación y su corona.

En la raíz está la tierra profunda, la raza generosa, el vigor natural. En la entonación se juntan el paisaje, la historia, el sentimiento. Fulgura en la corona la luz, el numen y la unidad inmortal.
La epopeya de América es de tal modo el himno de la libertad que la canción nacional de 
cada patria puede servir para todas.

Y, los héroes innumerables que a través de los tiempos tuvo cada una, se unen y se confunden de tal manera, que todos no son sino uno solo, encarnación, símbolo, arquetipo de la epopeya americana.
 (De Autor desconocido)  RECIBAN ESTA INVOCACIÓN,  AL  LIBERTADOR  SIMÓN BOLÍVAR, COMO UN HOMENAJE AL INTÉRPRETE DE “LA PALABRA DE BOLÍVAR” DURANTE MÁS DE 30 AÑOS, PROFESOR JOSE GUILLERMO CARRILLO, QUIEN FALLECIERA EL 05-06-2010.

EGLY COLINA MARÍN 

miércoles, 26 de junio de 2013

PENINSULA DE PARAGUANÁ, ESTADO FALCÓN, VENEZUELA.

                                                            PENÍNSULA DE PARAGUANÁ
                                                                                 EGLY COLINA MARÍN
     

La Península de Paraguaná está ubicada al norte del Estado Falcón, en la República Bolivariana de Venezuela, y posee una extensión territorial de 3.405 kms, con suelo árido y zona xerófila

Las areniscas marinas ayudaron al suelo rocoso para la conformación del istmo como un “delgado pasadizo” que inferimos, constituye la región de tierra firme, más extensa en el mar Caribe, que posee Venezuela.
Un istmo (en griego σθμός, isthmos, cuello) es una franja estrecha de tierra que une a través del mar, dos áreas mayores de tierra frecuente, con orillas a ambos lados. 

Las áreas de tierra pueden ser islas, una isla y un continente; en el caso que nos atañe tenemos: que los sedimentos o arenillas del istmo de Paraguaná se están desplazando hacia las aguas del mar, lo que da como resultado una pérdida de terreno, que se impulsa por factores naturales como el viento y la temperatura, ya que estos son los principales indicadores de la ocurrencia sobre él.
En perspectiva se ve como una isla, que se unió al continente, en el *Holoceno, y su perfil es el de una cabeza grande, con cuello de jirafa. La península de Paraguaná, está bañada por el Mar Caribe, excepto el tramo sudoeste, donde separa el istmo de médanos que nos une a Coro, con un tramo occidental extendido desde Punta Cardón, ubicado en el llamado  mentón de la cabeza de la Península, hacia el cabo de San Román; un ramal oriental que alcanza al istmo y otro sur, que limita el Golfete de Coro. La Península de Paraguaná tiene un perímetro de 275 km longitudinales, representados por 270 kms de costa marítima y, 5 kms de tierra firme en el istmo de los médanos, en los aledaños del municipio foráneo San Gabriel, Municipio Autónomo Miranda.

La palabra “Paraguaná” se origina de la lengua indígena “caquetía” que significa “conuco entre el mar” y aparece referida junto a  los nombres de Alonso de Ojeda, Juan de la Cosa y Américo Vespucio. Es descubierta por Alonso de Ojeda, para los hispanos, el día 9 de agosto en el año 1499. Estaba poblada por los indios caquetíos, quienes eran gente pasiva, que habitaban igualmente las islas de Curazao, Aruba y Bonaire y, lo que hoy constituye la faja costera del estado falcón. Los españoles comenzaron a llegar hacia 1502, e iniciaron la construcción de pequeñas fortalezas, las que se consideraron como las primeras empresas fundadas en tierra firme; iniciándose  de esta manera el período de  la conquista.

Durante la colonización, para la explotación agropecuaria en Paraguaná fue utilizada la mano esclava de los indios caquetíos y no la raza africana según la tradición. Algunos  investigadores, afirman, que gracias a la evangelización de  la iglesia católica, y al apoyo de Los Reyes Católicos, Fernando e Isabel, se procura la debida protección a los indígenas en este período; cuyas ordenanzas obligaban “abrir los ojos” para  que la misma se desarrollara de manera más humana, y, que no fueran tratados como simples animales de carga. La economía de Paraguaná fue siempre básicamente agropecuaria, constituyendo el indudable sustento, pero éste se vio mermado por la presencia de los españoles, y de los holandeses en las islas de Aruba, Curazao y Bonaire, desde 1634; y, finalmente, reemplazada por  las actividades de las refinerías petroleras.

El relieve de la Península de Paraguaná está formado por una llanura interrumpida en el centro, por el Cerro de Santa Ana, ubicado totalmente en la región seca u hondura del Golfo de Venezuela, con terrenos del período cuaternario, excepto el cerro de Santa Ana, donde hay suelos de plioceno, mioceno, y rocas ígneas más antiguas. Tiene tres picachos: Santa Ana (el más alto), Buena Vista y Moruy, donde podemos  apreciar progresivos cambios de clima y de vegetación, a medida que se asciende. En las partes bajas predomina un ambiente seco de vegetación xerófita, con bosque espinar, y en las partes más altas una vegetación boscosa, con frondosos árboles de 10 a 15 metros de altura, con abundantes epifitas, musgos y líquenes.
Su fauna la compone: la guacharaca, la pavita hormiguera, el bobito copetón de vientre amarillo, la paraulata montañera, la reinita homera y el azulejo verde viche. En la parte media y baja se encuentran algunos mamíferos, pequeños roedores como el ratón muchilero, también; el conejo de monte, la onza y el tigrito o cunaguaro, y algunas especies de serpientes. Desde la cima del Cerro Santa Ana se divisa al sur la Sierra de Falcón, Santa Ana de Coro y los Médanos de Coro y cuando no hay mucha bruma puede verse al norte las islas de Aruba y Curazao.
Constituye una maravilla orográfica, porque es el más llamativo aspecto del paisaje peninsular, que fue declarado monumento nacional según decreto Presidencial de fecha 14 de Junio de 1972, bajo la custodia perenne del INSTITUTO NACIONAL DE PARQUES, (INPARQUES). El relieve central tiene una longitud aproximada de 18 kms, una anchura media de 4 kms colosal, localizado en el centro de la península en jurisdicción de los municipios Falcón y Carirubana. Su altura mayor es de 850 metros sobre el nivel del mar, oficialmente tiene una superficie de 1.900 hectáreas, algo como 4.800 metros longitudinales por cada lado.  El Cerro Santa Ana ha sido de interés para los investigadores de las ciencias naturales, debido a  la variedad de su fauna y de su flora.

La Península de Paraguaná presenta clima cálido entre las horas de 10,30 hasta las 3,30, pero en las horas subsiguientes se desarrollan vientos que asombran a los visitantes desprevenidos y pocos conocedores del medio peninsular, pudiendo inclusive sacudir vehículos en tránsito. Su temperatura más alta la encontramos  durante el mes de agosto. Poéticamente, se le conoce como “la dueña del viento” debido a la acción de los vientos sobre la cara de la Península; de allí que, la vegetación ofrezca a la vista una deformación muy particular como de “acostada” y, la acción de los vientos alisios determina también la temperatura y la pluviosidad de esta zona. La brisa refresca maravillosamente el clima, sobre todo por las noches, pero, la temperatura anual promedio es de 28,7º C. y sus precipitaciones son muy bajas ya que, a veces, transcurre años sin llover.

En cuanto a la hidrografía, podemos mencionar: la quebrada del Cayude, la quebrada  de Chirache, la quebrada del Guaranao, la quebrada de Michaco, la quebrada de Maicara, la quebrada de Tura, la quebrada de Cuica, la quebrada de Sigalie,y la quebrada de Jadacaquiva. (Nombres indígenas, casi en su totalidad).

 En  cuanto  a  la  diversidad  de  los  minerales  de  Paraguaná, podemos enunciar: la sal que constituye la riqueza de más larga tradición, porque los primeros pobladores conservaban una sólida cultura al respecto, e instruyeron, a los indios caquetíos en el oficio; el yeso se encuentra en distintas partes de Paraguaná entre otras, las poblaciones de Moruy, Baraived, Buena Vista, Tumarusa, Barunú y Jadacaquiva. Otros minerales son: el amianto, que existe un depósito en el Cerro de Santa Ana, (no explotable por razones ambientales). La piedra calisa, la cual es abundante en la península de Paraguaná, el  cromo, cuyos yacimientos reposan en las poblaciones del Rodeo, Tausabana, Cerro Colorado, Matividiro, etc.

Biogeografía:   La vegetación predominante en la Península de Paraguaná  es de poca altura y de tipo xerófilo, de allí que podamos encontrar cujíes, cactus, cardón, cardón de dato, la tuna, el buchito, el uvero de playa, mangles, espinosos, chaparros, sábilas y ficos. Una peculiaridad la constituye el cují, quien presenta una inclinación casi paralela al suelo porque se empareja o acomoda en dirección al viento.  A pesar de la casi extinción de alguna vegetación en la Península, enumero a continuación las siguientes: Achechive, algodón de seda, algodón pajarito, amamú, araña gato, aritival, bariquí, barisigua, buche, cardón, cayude, cují, dividive, escorzonera, flor blanca, lefaria, mangle, orégano, salvia, semeruco, sibidigua, supí, tuna, urupagua.

Los indios caquetíos de Paraguaná, integraban un bloque étnico, con los del resto del litoral falconiano, y los de las actuales Antillas Neerlandesas, quienes practicaban la caza y la pesca y estaban asentados en las poblaciones de Miraca, Cayerúa y Jurijurebo. Las riquezas sobrevenidas a manos de los indios caquetíos, despertaron la envidia en las tribus de otras familias y de huestes venidas de Europa,  iniciándose  un duelo entre tribus y blancos, por lo que el cacique Manaure ante la urgencia, buscó alianzas en otros hombres, y, debo mencionar, a los indígenas ilustrados en la religión católica, quienes en la época colonial fueron un factor determinante para la consolidación de Coro. Muestra de “esa presencia”, son los restos de la cerámica, alfarería, conchas marinas; todo producto de la cultura, política y economía de los Caquetíos quienes elaboraban casi todos los utensilios en barro cocido, como por ejemplo los encontrados en diversos pueblos de la península, Miraca, Jurijuribo, Cayeruba, Guacuira, Sicaname, Machuruca, Matividiro, Maitiruma, y, Misaray.

La península de Paraguaná fue descubierta por el navegante  Alonso de Ojeda el 9 de agosto de 1499, el día de San Román, y por este evento fue bautizada como Provincia de San Román, nombre oficial usado en los documentos del gobierno español, así como en las cartas de navegación de la época. La  península de  Paraguaná fue repartida en las denominadas "Composiciones Territoriales" nueve (9) en su totalidad, existentes aún.
Así, pasaron más de diez años en la lucha por la Independencia, hasta que llegó la tregua del Armisticio de 1820 y fue Josefa Camejo, quien organizó la rebelión a favor de la Independencia, conocida luego, con  el epíteto: “LA HEROÍNA DE PARAGUANÁ”
                                                  
   “POBLACIÓN DE PARAGUANÁ”-
Políticamente consta de tres municipios: Carirubana, Los Taques y Falcón.
1.     Población  de la Península de Paraguaná es de: 234.979 en 2.685 kms2 de superficie.(censo 2001)
2.     Población del municipio Carirubana: 177.553 habitantes en 674,69 kms2 de superficie.(censo 2001)
3.     Población del municipio Los Taques: 20.690 habitantes en 261,59 kms2 de superficie.(censo 2001)
4.     Población del municipio Falcón: 36.716 habitantes en 1.748,72 kms2 de superficie.(censo 2001)

Bellezas naturales de Paraguaná, destacadas:
1.- El Cabo de San Román:  Ubicado en la península de Paraguaná, como el sitio más septentrional de la  Venezuela Continental (unido a tierra firme por un puente natural) logran verse las luces de Aruba y Curazao al anochecer. Se encuentra a 112 kilómetros, al norte de la ciudad de Santa Ana  de  Coro;  allí visitantes y propios  pueden disfrutar de las inigualables puestas de sol en las templadas aguas del Golfo de Venezuela,  (Falcón)

2.-La Reserva Biológica Montecano: Ubicada en San José de Cocodite, Península de Paraguaná, en el estado Falcón es un área con 1600 hectáreas de extensión. Su nombre se debe a una planta existente en el sitio conocida como Barba de palo. En 1987 se firmó un convenio con la Universidad Nacional Experimental Francisco de Miranda (UNEFM), la Junta Comunal de San José de Cocodite y el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC) para la conducción de Montecano.  Flora y fauna: Las especies de flora se destacan las orquídeas y bromelias árboles de      olivo, semeruco, araguaney, jobo, cotoperí, ceiba y vera.
    
  3.- EL CERRO SANTA ANA: A diferencia del resto de la península, el Cerro Santa Ana,
   tiene como  características  peculiares,  su verdor, en contraste con la vegetación xerófila    de    Paraguaná.
       Nombres que han resaltado la  importancia de esta maravilla natural: Agustín Codazzi, Herman Karst, Richard Luvich, Wilhem Sievert, Alfredo Jahan, H.G. Curran, Barnés y Fernández Yépez, FranciscoTamayo, Laser y Aristiguieta, Julián Steyermark, Mario J Canestri, Dunsterville,  Peter y  Matson.
    4.-  PERSONAJES:
     Juan Crisóstomo Falcón, Mariscal y político, presidente de Venezuela de 1863 Josefa  Camejo (heroína de la Independencia de Venezuela). Alí Primera, cantautor y humanista llamado "El cantor del pueblo". Rafael González, poblador pionero de Punto Fijo. Monseñor Juan María Leonardi Villasmil, (actual 2013) obispo de la nueva Diócesis de Punto Fijo. Alí  Brett Martínez, periodista, escritor. Su obra más importante "Aquella Paraguaná". Juan Garcés Manzano, general de tropas patriotas con gestas libertarias en Ecuador. Dr. Víctor Raúl Soto (médico y científico descubridor de la Bilharzia). León Bienvenido Weffer (poeta y Articulista).

Rafael Cayama Martínez, poeta, político y periodista. Nació en Moruy, Paraguaná, en 1874 y murió en Caracas 1944, fue designado el 13 de julio de 1931 durante el Gobierno del Gral. J.V Gómez, Ministro de Fomento. Genoveva de Castro (poetisa). Juan de la Cruz  Esteves (cronista y poeta) General León Colina Lugo (prócer federal, Presidente Encargado de   Venezuela (1866-1867), Jefe del Estado Mayor del Ejército (1867), Gobernador de la Provincia de Coro (1873). Guillermo de León Calles (poeta y cronista de Punto Fijo). Otoniel Salas (escultor). 

Juan Toro Martínez (cronista y escritor).Urbano Lugo, padre e hijo; reconocidos peloteros con participación en las grandes ligas. José Montecano (cantautor), hermano de Alí Primera. Carlos González Batista (historiador), Monseñor Jesús Zárraga (actualmente obispo de San Carlos Estado Cojedes).Néstor  Zavarce (cantante) Voz emblemática del fin de año de los venezolanos con "Faltan cinco pa' las    doce" y hoy difundida en casi toda América Latina. Don Alberto Boulanger Sole, símbolo del progreso cultural-educativo y digno representante del patrimonio de  la Península de Paraguaná.  

5.- ECONOMÍA DE PARAGUANÁ:
Fue, años atrás, indiscutiblemente agrícola, incluyendo en el contexto, a la actividad pesquera, como preponderante, y  demostrativo de esta afirmación lo constituyen las comunidades de Punta Cardón, Carirubana, Las Piedras, Amuay, Los Taques y Villa Marina; pero, este concepto fue cambiado debido a la instalación de las refinerías petroleras. De allí, que el  hacer y el quehacer del paraguanero, como se les conoce, fue determinado por  las actividades del patrón de refinación.

Actualmente, se ha despertado un extraordinario interés gubernamental por la crianza caprina de la zona, por el ganado ovino;  entre otros, en  el municipio Los Taques donde la Alcaldía presidida por el Doctor Francisco Iglesia, ha establecido empresas de apoyo a estos trabajadores, quienes proveen a la Península de los más variados productos de leche de cabra, y  ofrecerlos también a los visitantes.

La Península de Paraguaná en el presente,, constituye un importante “Polo” de atracción del Caribe, comercialmente hablando; ya que la zona franca libre de inversión, ha contribuido a su creciente desarrollo y, le ha proporcionado la forma de las grandes ciudades modernas, llena de flamantes “malls” donde se puede adquirir desde un electrodoméstico, hasta lo más suntuoso y actual en el área de la tecnología, así como de las marcas de renombre mundial. Además, a esto se une la excelente infraestructura hotelera de primera,  5 estrellas (*****), así como de innumerables hosterías, y posadas para cumplir con las exigencias del visitante más exigente, contribuyendo a la península con el ingreso fiscal.

PUEBLOS Y LUGARES HISTÓRICOS:
ADICORA: considerado como el más importante puerto del litoral Paraguanero. Habilitado para la exportación en 1830. A partir 1874 con una pequeña población y ocho casas comenzó a crecer como puerto que era de la península.

AMUAY: heredó la práctica portuaria que tiene la bahía a cuyas puertas se sitúa. La instalación del terminal petrolero en las adyacencias de Carirubana en 1924 y por la importancia estratégica de la Península, fue elevada a la clase de aduana.

BARAIVED: conforme a la data otorgada por el gobernador Diego de Osorio en 1594 se pobló con agricultores de origen canario y francés. El obispo Martí visitó el lugar en 1773, y erigida en parroquia en 1819.

BUENA VISTA: este pueblo se inicia en tierras compradas al rey de España, en 1594. Según estudios, se cree que fue el primer pueblo no indígena o de españoles, construido en la península.

CASETO: nombre indígena de una planta medicinal y aromática. Adquiridas sus tierras en 1716 a la corona española, por el mestizo que habitaba en Santa Ana.

JADACAQUIVA: se formó a finales del siglo XVIII, en tierras compradas por D Alonso   Arias. La Iglesia se construye por mandato testamentario de D. Diego Laguna, ejecutada por sus herederos D. Alejandro y Da. Rosa de Quevedo Villegas en 1749. Nace en el año 1820 en el hato de Tabe, el futuro Mariscal y Presidente de la República, Juan Crisóstomo Falcón, líder del federalismo venezolano.

LOS TAQUES: Es uno de los 25 municipios que forman parte del Estado Falcón, en Venezuela. Ubicado al oeste de la Península de Paraguaná y limita al norte con el mar Caribe y el Municipio Falcón, al sur con el Municipio Carirubana, al este con el Municipio Falcón y al oeste con el Mar Caribe (Golfo de Venezuela) Tiene una superficie de 231 km² y, su capital es Santa Cruz de Los Taques. El principal rubro económico del municipio, es el patrón de refinación y el turismo  la segunda.

LAS PIEDRAS: Es un pequeño pueblo costero de la península de Paraguaná, ubicado en el municipio Carirubana  del estado Falcón, en Venezuela,  situado adyacente a la zona comercial de Punto Fijo y al sector popular, conocido como Caja de Agua, conserva un puerto pesquero y su comercio lo constituye la pesca artesanal y las empresas camaroneras, quienes la han convertido en una población de gran importancia para la península. Las Piedras es un lugar muy atractivo, ya que además de sus hermosos paisajes cuenta con restaurantes típicos especializados en comidas del mar, principalmente mariscos. La nota especial es la diferencia con otras poblaciones de la Península, ésta no se perfila floreciente, se mantiene casi original.

MIRACA: Es uno de los poblados más antiguos de la Península de Paraguaná, perteneciente a la Parroquia Baraived del Municipio Falcón, ubicado al noroeste del cerro de Santa Ana, popular por su artesanía elaborada con el barro como materia prima para la fabricación de vasijas, tejas, budares, ollas, suvenir, etc, constituye  un tesoro natural ancestral.  Grandiosa la herencia indígena y la perseverancia  de quienes se resisten a desaparecer lo que  otorga el valor, la fuerza y el vigor  a las manos de donde salen hermosas obras artísticas. Todo ese cúmulo de vivencias, de creatividad y de fe en sus creencias hay que preservarlas para las futuras generaciones; arduo trabajo para los gerentes de estos sueños hechos realidad.  

MORUY: es un pueblo que se localiza en la península de Paraguaná. Ubicado a 16 kms, de Santa Ana, en el municipio falcón, es quizás el pueblo de indios más antiguo de la península. Según historiadores se tiene la certeza de que a la llegada de los españoles, ya sus aborígenes se gobernaban a través de una especie de Junta Comunal. Sus tierras como tantas otras, fueron adquiridas a la Corona de España en 1594 por Don Alonso Arias, gobernador de Venezuela entre 1600 y 1602. Sus herederos las trocaron por las de Cayerúa con los indios caquetíos, quienes se instalaron en el lugar antes de 1621. Moruy fue erigida definitivamente en parroquia en 1746. Las milicias de este pueblo junto con las de Santa Ana organizaron la única protección efectiva que tuvo Paraguaná durante la época colonial.
PUEBLO NUEVO: se encuentra en la península de Paraguaná y es capital del municipio  Falcón, sinónimo del estado, en Venezuela. Las principales actividades económicas de Pueblo Nuevo son de tipo agrícolas, pecuarias y turísticas. Se practica la cría de ganado vacuno, caprino, ovino y plantaciones de sábila (Aloe vera). La fecha de su fundación es imprecisa; sin embargo, se sabe que su formación como poblado data del siglo XVII. Para el año 1821 Pueblo Nuevo, era después de Santa Ana de Coro, la población de mayor movimiento demográfico de la provincia.
En 1829 fue elevada a capital del Cantón Paraguaná. Para esa fecha habitaban en este poblado más de 3000 indios caquetíos. La categoría de capital la mantuvo hasta 1970, cuando la península de Paraguaná quedó dividida en dos distritos: Distrito Carirubana y Distrito Falcón. Pueblo Nuevo fue el asiento de los poderes públicos más importantes de Paraguaná durante 140 años. 

PUNTA CARDÓN: La Parroquia Punta Cardón está ubicada al Suroeste de la península de Paraguaná,  perteneciente al municipio autónomo Carirubana del estado Falcón. Su capital, Punta Cardón, es uno de los sectores más viejos de la ciudad,  con una población del 95% urbana, una superficie de 114 km y en sus costas una longitud de 25 km, donde tienen asiento el Puerto Internacional del Guaranao y  la Refinería Cardón del Centro de Refinación Paraguanà (CRP).

PUNTO FIJO: Surge a comienzos de la década de 1940, en las proximidades de dos operadoras de refinerías, por lo que es una de las ciudades afianzadas más joven de Venezuela. Su desarrollo mercantil se inicia cuando en 1924 la empresa Gulf Oil selecciona el alquiler para establecer un muelle de 1.445 metros de largo, para la carga de súper tanqueros. Pero, es en 1945 cuando a las transnacionales Creole Petroleum Corporation y Shell se les permite crear una refinería allí. Lo sucedido posteriormente ha sido  incuestionable, ya que se produjo el florecimiento de esta ciudad.

El nombre "Punto Fijo" se imputa a Rafael González Estaba, oriundo de la isla de Margarita. Con carácter de caserío, Punto Fijo  se desarrolló vertiginosamente, por lo que popularmente se le conoció como "el caserío más grande del mundo", llegando a tener emisoras radiales, diarios, instituciones de educación primaria y centros de enseñanza del bachillerato en forma privada.

En 1959 recibió Punto Fijo al núcleo de la Universidad del Zulia motivando a la Cámara de Comercio de Paraguaná, bajo la presidencia de Joffre Paúl Játem, a formar el Comité Pro Punto Fijo Distrito, lo cual aceleró la reforma de la Ley de División político territorial del Estado Falcón, aprobada posteriormente por la Asamblea Legislativa Regional, y el 12 de diciembre de 1969, se creó el Distrito Carirubana, capital Punto Fijo, con la incorporación de los Municipios Carirubana, Punta Cardón y Santa Ana.

El decreto correspondiente fue firmado el 3 de enero de 1970 por el Gobernador Ramón Antonio Medina, y el 27 de febrero tomó posesión la Junta Administradora del Distrito Carirubana, presidida por Jorge Tovar Rivera. Punto Fijo es asiento del complejo refinador petrolero más grande del mundo, C.R.P el Centro de Refinación de Paraguaná que se compone de las Refinerías de Amuay y Cardón. A esto, se suma la empresa privada que construye importantes obras, de valor turístico, insuperables tales como el Paraguaná Malls Hotel Ciudad Comercial , la ampliación del Centro Comercial y Recreacional Las Virtudes (C.C.R.V) y El Sambil Paraguaná.

El Clima: 

Punto Fijo es una de las zonas más secas del país, encuadrada dentro del medio bioclimático árido y semiárido, se caracteriza por mostrar una precipitación media anual de 340,2 mm; existe  gran fuerza en los vientos, de forma sostenida y con una velocidad media superior a 12 metros por segundo 43,2( kph).

Las precipitaciones presentan un máximo en los últimos meses del año, siendo el mes de noviembre el más lluvioso con un promedio de 83,5 mm. La evapotranspiración es de 2.000 mmLa vegetación que presenta es de monte espinoso tropical en la mayor parte de la superficie, la cual resulta bastante increíble, tales como: cujíes, cardones, tunas y guasabaras, es decir, una vegetación de tipo xerófila. La alta salinidad y alcalinidad son características físicas propias de la región.

Punto Fijo posee la laguna de Guaranao que atraviesa la ciudad desde el Puerto de Guaranao, hasta un poco más allá del Barrio Modelo; sus aguas están contaminadas porque en esta laguna se vertieron las aguas negras de la ciudad durante muchos años, aunque porciones de vegetación alrededor de la laguna existen, tales como: manglares y plantas de agua, lo cual atrae a abundantes tipos de aves.

Institutos Universitarios de la Ciudad de Punto Fijo 

Universidad Nacional Experimental Francisco de Miranda

Universidad del Zulia- Núcleo Punto Fijo

Universidad Nacional Experimental Politécnica de la Fuerza Armada Bolivariana

Universidad Pedagógica Experimental Libertador- Extensión Paraguaná

Universidad de Falcón

Universidad Bolivariana de Venezuela

Universidad Nacional Abierta

Instituto Universitario de Tecnología "Antonio José de Sucre"

Instituto Universitario de Tecnología "Rodolfo Loero Arismendi"

Instituto Universitario de Tecnología "José Leonardo Chirino"

SANTA ANA: 

Es un pueblo ubicado en la península de Paraguaná, cuyo nombre se origina, por estar ubicado al piedemonte del Cerro SANTA ANA. Su fundación: data de 1538, originalmente  por indios caquetíos,  y fue iniciada por la orden franciscana, concurriendo como uno de los pueblos más antiguos del estado falcón, y aún del país. Hasta 1821 fue la población más grande de Paraguaná, destruyéndose casi del todo durante la Guerra de la Independencia, y por la ley del 4 de octubre de 1821, quedó sin efecto, el carácter colectivo de las tierras indígenas de Santa Ana.

La Iglesia Nuestra Señora de Santa Ana, es considerada una obra de arte propia de la arquitectura colonial, construida a finales del siglo XVIII como templo, para ofrecer enseñanza religiosa, a los indios que vivían en Santa Ana. Fue la primera iglesia edificada en Paraguaná, reconstruida en 1880 y restaurada 1959 y 1961, y, el retablo y la torre datan del siglo XVIII. 

El 2 de agosto de 1960 la Junta Protectora y Conservadora del Patrimonio Histórico y Artístico de la Nación, declaró a este templo Monumento Nacional. Hoy, “Santuario Diocesano de los Esposos Joaquín y Ana.”
TACUATO:

Surge en la 2da mitad del siglo XVIII en la posesión de su nombre, legada por   la familia Naveda. Es la cuna del cooperativismo en Venezuela.

YABUQUIVA: se encuentra entre las posesiones de Don Pedro de la Colina en 1.716. Como en caquetío la palabra quiba es piedra, el nombre significa= yabal pedregoso, debido a la abundancia de este árbol, o palo verde.

fuente:wikipedia.org…



.

  

martes, 25 de junio de 2013

JENARO AGUIRRE ELORRIAGA, S.J



JENARO AGUIRRE ELORRIAGA, S.J
Por: Egly Colina Marín


Nace nuestro insigne personaje, el 11 de abril de 1911, en Marurì, España, tierra Vasca, en el seno de una familia cristiana. 

Realiza los estudios primarios en su pueblo natal y los secundarios en el colegio San José, de los Padres Jesuitas, en la ciudad de Durango, Provincia de Vizcaya, España. 

Siendo muy joven, siente el llamado de Cristo, y por ascendencia de su madre, ingresa en 1926 al Noviciado de la Compañía de Jesús, en Loyola, licenciándose en filosofía. 

Llega por vez primera a tierra venezolana en 1934, para realizar prácticas docentes y, desde ese momento, sintió una empatía con el pueblo venezolano. Retorna a España para culminar los estudios de teología, y defender su tesis denominada: “Concepto de Mártir en los Santos Padres”. 


Regresa a Venezuela junto a su hermano Manuel, también sacerdote. Juntos, se nacionalizan y abocan a las necesidades prioritarias del país; Genaro en el área educativa y Manuel en el campo social, permaneciendo como punta de lanza que deberá ser tomada en cuenta por los dirigentes nacionales. Desde entonces, comienza a gestar su proyecto educativo, el que posteriormente creará junto al Profesor Luis Delgado Alvarado: ASOCIACIÓN PRO FOMENTO DE LA EDUCACIÓN POPULAR “APROFEP” desde donde contribuyó definitivamente con la formación de profesores para los liceos oficiales.


Como docente, en 1943 comienza a ejercer su ministerio en las aulas del reputado Colegio “San Ignacio” en la ciudad de Caracas, y, en 1949 es nombrado Superior Provincial, de todos los jesuitas, y de varias obras pastorales: residencias estudiantiles, parroquias, casas de retiro, colegios, seminarios, revista Sic, y secretariado nacional social.


En 1953, hace la reválida en la Universidad Central de Venezuela (UCV), de su licenciatura en “Filosofía y Letras”, luego es nombrado por segunda vez, Rector del Colegio “San Ignacio”, obteniendo como fruto, la obra social “Organización Social Católica San Ignacio” y, en 1960 es elegido Presidente Nacional de la Asociación Venezolana de Educación Católica (AVEC) durante cinco períodos consecutivos hasta 1970.


Al dejar esta responsabilidad, el Episcopado Venezolano le encomienda dirigir el Secretariado Nacional de Educación de la Iglesia (SENADEI), y desde allí colabora con el Ministerio de Educación en la discusión y redacción de programas de educación sexual a nivel de básica y diversificada. 


El Padre Jenaro Aguirre, fue primeramente un sacerdote, y, un especialista en la proclamación de la Palabra donde Dios le colocó: charlas, ejercicios espirituales, las Siete Palabras, homilías, etc., donde su encendido verbo tocaba el alma de quienes le escuchaban, dados sus innegables dotes de comunicador, así como poseedor de un espíritu superior, combativo e indómito. 

Motivado por las enseñanzas del Evangelio, se adiestra en el área educativa siendo desde 1945 considerado “La Voz de la Iglesia”; y como su representante, debate el famoso decreto Presidencial “321”, donde se limitaba los derechos de la educación Católica. Con esta participación, su nombre quedó registrado como símbolo de Iglesia, y perpetuo luchador de los derechos de la educación. 


Posteriormente, es invitado a intervenir en la discusión del proyecto de una nueva Ley de Educación, por la libertad de enseñanza vs el Estado único educador. 

Se inicia entonces una lucha, que concluye en un convenio entre la AVEC y el Ministerio de Educación, en reconocimiento a la Iglesia, y así,  subsidiar a planteles privados de bajos recursos. Numerosas fueron las condecoraciones y reconocimientos otorgados otorgadas al Padre Jenaro Aguirre. Fue un Venezolano auténtico y comprometido con la juventud a quien dedicó gran parte de sus desvelos. Paz a sus restos.

¡HONOR A QUIEN HONOR MERECE!


SANTA ANA DE PARAGUANÁ, ESTADO FALCÓN

“BIOGRAFíA DE  SANTA ANA DE PARAGUANÁ”
ESCRIBE: EGLY COLINA MARÍN



La  PENÍNSULA DE PARAGUANÁ en el Estado Falcón, República Bolivariana de Venezuela, tiene forma de una cabeza grande, con cuello de jirafa, con un perímetro de 275 km longitudinales, representados por 270 km de costa marítima y 5 km de tierra firme en el istmo de médanos, y cuyo perímetro está bañado por el mar Caribe; es allí, donde se encuentra SANTA ANA, Municipio Carirubana, población que sirve para designar al Cerro homónimo que crece a sus pies. Limites: por el norte, con las poblaciones de Moruy y Buenavista, por el este, con la población de Baraived. Por el sur, con el Golfete de Coro, por el oeste, la Parroquia de Punta Cardón y un mínimo espacio del municipio Carirubana.

Los orígenes de Santa Ana se encuentran perfectamente documentados en escritos realizados por investigadores e historiadores sobre la materia.  Y cuyos linderos son: por el norte linda con la población de Moruy, en una longitud de 24 kilómetros desde el sur del caserío Santa Rita, rumbo al noreste, hasta el pico del Cerro de Santa Ana y de allí, bajando al norte hasta la quebrada de los Pilancones, y, continúa el lindero con Buenavista en una longitud de 6 kilómetros, rumbo al noreste, pasando por Matividiro, hasta el sitio llamado la Cruz Gorda en Baraived.
Por el este, linda con Baraived en una longitud de 21 kilómetros, desde de la Cruz Gorda, rumbo al Sur, pasando por el sitio denominado “Pilatos” hasta Patrón Pedro en la orilla del Golfete de Coro. Por el sur, el lindero es la ribera del Golfete de Coro en una longitud de 29 kilómetros desde Patrón Pedro, rumbo al oeste, hasta Punta Matacán. Por el oeste, limita con Punta Cardón en longitud  de 13 kms desde Punta Matacán, rumbo al norte, hasta el sur del caserío Santa Rita.

Investigaciones documentales son axiomáticas al afirmar que, Santa Ana, tal vez, fue el primer pueblo fundado en el estado Falcón y, en la península de Paraguaná y, que el sitio indicado es el conocido como “CHAMURIANA” aldea indígena, en el cual se instauraron los pacíficos indígenas del lugar, y donde, posteriormente se ha encontrado fragmentos de cerámica hispana, junto a  vasijas de cerámica caquetía.
Procedentes de los Puertos de Altagracia en el estado Zulia, los Padres  Franciscanos instituyeron como probable fecha de fundación de Santa Ana el año 1538.  La misión estuvo compuesta por  los frailes: José de la Concepción Ortas, Juan de Olaizola, Agustín de Montemayor, Félix Aquino y Osío, Teodoro Barleta, Eudocio Arosemena  y, el Superior, Pánfilo de la Hoz. Es así, como entre los ocho pueblos de Paraguaná citados por Juan López de Velazco figura Santa Ana. El Obispo Mariano Martí, nos visitó en 1773, y, afirmó que los pobladores iniciales de Santa Ana  fueron los indios caquetíos libres, y, algunos españoles quienes la poseyeron.
Para el escritor Manuel Landaeta Rosales, la existencia de Santa Ana fue en 1563, y el Historiador nuestro, Pedro Manuel Arcaya, en su historia de Falcón,  afirma, que para 1556 se nombraban en Paraguaná los pueblos de Miraca, Santa Ana y Cayeruba.
La importancia de Santa Ana, se sitúa de manera notoria en el orden eclesiástico,  puesto que su jurisdicción llegaba a Cumarebo, y lo fue, hasta su separación, por orden del obispo fray Antonio González de Acuña, quien ordenó que Cumarebo hasta ahora dependiente del Curato de San Ana, pasara a depender de la Vicaria de Coro, separación consumada el 13 de marzo de 1678.  Fue Santa Ana, hasta 1821, la población más grande de Paraguaná, destruida casi en su totalidad durante la Guerra de Independencia. El carácter colectivo de las tierras indígenas de Santa Ana quedó sin efecto, por ley del 04 de octubre de 1821.
Santa Ana en el Orden Civil fue un Corregimiento durante la Colonia,  porque estuvo gobernada por Corregidores. Pero, cuando el pueblo prosperó, fue forzosa una jerarquía administrativa mayor, es entonces cuando una Real Provisión de la Audiencia de Santo Domingo en 1768 le  otorgó Cabildo propio, con Alcaldes y Regidores y Jurisdicción sobre los pueblos de Tacuato y Baraived; pero, su Jerarquía Civil decayó en 1823 y, una vez terminada la Guerra de Independencia, fue Pueblo Nuevo, quien alcanzó la titularidad de Cantón Paraguaná, asumiendo el gobierno de toda la Península de Paraguaná, y Santa Ana pasó a ser una de las Parroquias de ese Cantón.
Al transformarse el Cantón de Paraguaná en Distrito en 1874, luego en Departamento en 1881 y Distrito nuevamente en 1890, Santa Ana siguió perteneciendo a Pueblo Nuevo hasta el año 1969 cuando se crea el Municipio Carirubana, cuya capital es Punto Fijo, y, Santa Ana pasa a ser Parroquia  y a formar parte del nuevo Municipio, situada al este del Municipio Carirubana, y tiene  a la población de Tacuato, y los caseríos de La Cruz Verde, Machuruca, Misaray, Matividiro, El  Cerrito, La Vía Santa Ana, La Rinconada, Sabana de Piedra, Caseto, Sarinao, Cerro Atravesado, El Cayude, El Rodeo, Barlovento, Dabadubare y otros.
Santa Ana, muestra orgullosamente su  principal  icono, la Iglesia “Nuestra Señora de Santa Ana”, hoy “Santuario de los Esposos Joaquín y Ana”, considerada una obra de arte, propia de la Arquitectura Colonial, construida a finales del siglo XVIII, con el objeto de adoctrinar a la población indígena. Fue la primera iglesia construida en Paraguaná, reconstruida 1.880, y, restaurada entre 1959-1961. La Junta Protectora y Conservadora del Patrimonio Histórico y Artístico de la Nación, la declara Monumento Histórico Nacional. El Cerro de Santa Ana nuestro segundo icono, posee tres cumbres y la mayor   elevación de 850 metros sobre el nivel del mar, es la de Santa Ana; le sigue, la de Buena Vista y luego la de Moruy.
Su posición geográfica es la siguiente: 69º,57’,25”: sesenta y nueve grados, cincuenta y siete minutos y veinticinco segundos, longitud Oeste de Greenwich. 11º, 50’, 03” once grados, cincuenta minutos y tres segundos y tres segundos de Latitud Norte del Ecuador. El área del Monumento Natural, oficialmente, tiene una superficie de 1.900 hectáreas (1.900 ha), algo más de 4.358 metros longitudinales por cada lado, medidos a la altura de la cota 500. Por la diversidad de fauna y flora, el cerro Santa Ana ha sido motivo de investigación para las Ciencias Naturales: Agustín Codazzi, Herman Karsten, Francisco Tamayo, Alfredo Jahan, Barnés y Fernández Yépez, Mario Canestri, Peter y Matson etc… destacan sus nombres en los multitudinarios estudios sobre el Cerro de Santa Ana.
A medida que se asciende, podemos apreciar los graduales cambios de clima y vegetación; en las partes bajas un ambiente seco y de vegetación  xerófita y, en las partes altas una vegetación boscosa con árboles de 15 a 20 metros de altura y abundante musgo propio de la densa humedad. En relación a su fauna: la mayoría de las aves viven en la selva húmeda, y predomina: la guacharaca, la pavita hormiguera, el bobito copetón de vientre amarillo, la paraulata montanera, la reinita homera y el azulejo verde. En la parte media y baja se encuentran algunos mamíferos, que son pequeños roedores como el ratón muchilero, el conejo de monte, la onza y el tigrito o cunaguaro, y algunas especies de ofidios: la coral, la bejuca, la cascabel, la sabanera, y  el saruro.
Entre los saurios destacan los siguientes: la iguana, bisure, tuqueque, aguacero, caripial, y linda.  Desde la cima del Cerro Santa Ana se divisa, al sur la Sierra de Falcón, Santa Ana de Coro  y los Médanos de Coro y cuando no hay mucha bruma puede verse al Norte las islas de Aruba y Curazao. 

Esta maravilla de la creación,  conocida como “El Guardián de Santa Ana” es lo más llamativo del paisaje de la península, “MONUMENTO NATURAL” por decreto presidencial de fecha 14 de junio de 1.972.

DE LA PARAGUANÁ NO PETROLERA:
Santa Ana es fundamentalmente una zona pecuaria; y, posee variados recursos entre los que se destaca: la pesca, el cultivo de la sábila, del melón, la patilla y cebolla de alta calidad, y, ostenta además, un extenso territorio de vegetación perennifolia y sabanas de abundantes hierbas halófilas, que, aúna condiciones favorables para la explotación de caprinos, ovinos y otros ganados.

Santa Ana como todo pueblo, en el sentido más amplio de la palabra, tiene un patrimonio moral, artístico, cultural y religioso, y, una gama de personalidades y personajes que definen muy bien, su idiosincrasia. No podemos hablar de Santa Ana, sin mencionar a aquellas personas que intervinieron en nuestros orígenes y desarrollo, de los que haré mención, dejando su biografía para la segunda parte de la presente investigación.

JOSÉ AGUSTÍN REYES DEL PIÑAL, nace en Santa Ana en 1809, y muere en Caracas en 1885. Abogado, Ministro de Interior y Justicia a la caída de Julián Castro en 1858, en el gobierno provisional de Pedro Gual. Fue corredactor del Código de Comercio de 1860 y del Código Civil en 1872.
RAMÓN PORFIRIO PELAYO, nacido en Tacuato en la década de 1860 a 1870. Guerrero de “La Libertadora” y Gobernador de Pueblo Nuevo en 1910.
GENARO SÁNCHEZ MEDINA: nacido en Punta Cardón, municipio Carirubana, del estado Falcón, República Bolivariana de Venezuela el 19-09-1911.





JESÚS MANAURE PULGAR, nació en el caserío Misaray, Santa Ana, del municipio Carirubana, un 28 de diciembre  de 1935. Pintor de extraordinaria sensibilidad. Humanista, e investigador de los anales históricos de nuestros pueblos. Ha obtenido varios reconocimientos a nivel nacional e internacional.



DOCTOR MARCELO CORRADI, europeo y de nacionalidad italiana; con su llegada en 1950 se inicia la salubridad, en el entonces  municipio Santa Ana, ya que fue el primer médico durante una década. Supo como ninguno, “entender y entenderse” sin conocer el idioma, participar e integrarse a la comunidad, conjuntamente a su esposa Etta de Corradi. Fallece en Niza, Francia.


MARCELINO SMITH, nació en Santa Ana,  pionero de la industria petrolera y constructor de una gran familia, padre calificado como organizado, diligente, tesonero, trabajador, con propósito de vida, de gran carácter, esposo y padre ejemplar.



CARMEN LUCILA DE PETIT, maestra del pueblo y para el pueblo, con una vocación a toda prueba, la primera mujer luchadora y  tenaz, en garantizar a todo niño una escolaridad.


JUAN TEOLINDO SMITH, hombre de fuerte temperamento, y gran sensibilidad  social, poeta, luchador, co-fundador de la “Cooperativa Santa Ana.”



PEDRO COSSI GONZÁLEZ  coplero popular y co-fundador de “la Cooperativa   Santa Ana”, ya fallecido, dueño de la "La Económica" , única distribuidora de alimentos de la población de Santa Ana.





CARMEN MARÍN DE COLINA, mujer tenaz, humilde, prudente, callada y consagrada al servicio como enfermera  a tiempo completo  durante 30 años, en la entonces Medicatura Rural de Santa Ana. Co-fundadora de la “Cooperativa Santa Ana”. Mi madre nace en Santa Ana el 23-11-1916 y muere el 08-01-2001.



AURA CAYAMA DE CALATAYUD,  mujer de carácter fuerte, comprensivo, de gran aguante, e inflexible a la hora de  examinar a sus pupilos. Excelente madre y ciudadana ejemplar, ejerció la docencia por más de 30 años.
                                                                  

FÉLIX JOSÉ DÁVILA OSTEICOECHEA: nació en el caserío Machuruca, parroquia Santa Ana el 09-06-1926. Carpintero de profesión, pero su verdadera pasión lo fue la fotografía y el periodismo. Reportero radial, presidente de la Junta Comunal y constructor de la primera cancha de básquet en el pueblo.  Cofundador de la Cooperativa Santa Ana. 
GLORIA LEEN DE HURTADO: nació en la ciudad Mariana de Coro el 01-05-1922 y falleció en Santa Ana el 27-09-2003. Docente a carta cabal, siempre preocupada por sus alumnos a quienes exigía respeto, responsabilidad, e higiene escolar. Gozó del respeto de la colectividad.                                 

DOCTOR  JUAN SALIMA  GONZÁLEZ: hijo de Doña Carmela González de Salima y Don Jorge Salima, de origen Libanés. Primer Santanero en graduarse en la Universidad, escogió la carrera perfecta para su afable carácter, médico cirujano, especialista en cardiología. Hombre de gran calidad humana, siempre recordó sus raíces. Patriarca de su familia.

VICENTE BARRENO, nació en Charaima, municipio Falcón, poseedor de un ingenio y chispa criolla sin igual. Según el poeta Guillermo De León…” es Vicente Barreno más que poeta, porque no le encuentra definiciones al presente, ni se asusta con porvenires chamuscados. El, es exactamente una leyenda de lo que aconteció…” Transcurre su vida entre la poesía, la  talla de piedras y el  alegre relato de cuentos y leyendas.



FÉLIX JOSÉ SALIMA: fue el señor “Cheche” conocido seudónimo, un baluarte en el período de recuperación institucional de Santa Ana, casado con la Señora Elisa García de Salima y padre de 12 hijos. Presidente de la Junta Comunal durante varios años. Preocupado por las necesidades del pueblo. Nace en Santa Ana el 21 de febrero de 1.919 y falleció en 1985.

THELMO DEL CARMEN DÁVILA: hombre íntegro, dedicado al arduo cargo de secretario de un incipiente juzgado. Se mantuvo en el dificultoso deber durante varios años, con respeto a la institución y a la ciudadanía. Nació el 27-07-1916.y falleció el 20-04-1975. Miembro de la 1era directiva de la Cooperativa y de las fiestas Patronales.

GENARA FANEITE DE GARCÍA: proveniente de Coro esta noble mujer se arraigó en Santa Ana, consigo traía a su única hija, Ascensión, quien demostró ser una adelantada a su época, pues, no solo concebía trajes, sombreros y maquillajes que asombraba a propios y extraños, sino que además, crea la primera escuela de mecanografía en Santa Ana y Pueblo Nuevo. La Señora Genara, mujer religiosa, en cambio se dedicó a catequizar a los niños y jóvenes, constituyéndose en pilar de la comunidad por su altruismo.

INOCENCIA DE QUESADA: última “mayordoma” de las fiestas patronales de Santa Ana y lo fue hasta su muerte ocurrida en 1967.(falta foto)

JUAN DE MATA MANAURE: nativo de Santa Ana, este personaje reviste singular importancia debido a su singular oficio en la Paraguaná de entonces: era el “dentista” no titulado que solucionaba todo dolor de muela en Santa Ana, ya que eran muy pocos, los especialistas y a muy elevado costo. (falta foto)

MARCO ANTONIO GARCÍA DÁVILA: Nació en Tubarao el 08-09-1901 hijo de Carmen Dávila Gómez y José de las Mercedes García Barreno. Pionero en el trabajo de motores para la industria petrolera.