LUIS DELGADO ALVARADO



                                                                                PROFESOR LUIS DELGADO ALVARADO
                                                                                                                      ESCRIBE: EGLY COLINA MARÍN

En el año 1962, recién terminados mis estudios de educación normal, me dispuse a ingresar en el Instituto Pedagógico de Caracas, y fue cuando tuve la oportunidad de conocer al que sería mi profesor años después, en la asignatura Filosofía de la Educación. 

La primera impresión, fue que se trataba de una persona  sencilla, directa y con mucha personalidad. Ahora, con el transcurrir del tiempo he consolidado mi primera impresión y nuevamente le he admirado, y le reconozco el haber sido con nosotros, “un Pedagogo” que siempre esgrimió entre sus alumnos, los valores de la dignidad, honestidad y solidaridad humanas.

Hoy, años después, me reencuentro con el Profesor Luis Delgado  y debo decir en honor a la verdad que me hube quedado  corta en mis apreciaciones, ya que no conocía al comunicador brillante, al purista, al  literato, quien transmite  honda convicción en su mensaje =palabra orientadora.

Este año 2013 en la oportunidad de serle otorgada la  Condecoración “Jenaro Aguirre Elorriaga” HONOR AL MÉRITO, UNICA CLASE,  al presbítero Luis Ugalde, S.J,  pudimos accedernos  en el discurso de Orden pronunciado por el Profesor Luis Delgado Alvarado. …

Cuando se refiere al Padre Ugalde afirma: que él con sus acciones ejemplares y sus pastorales orientaciones, nos ha honrado durante largos años, con la tenacidad de otro adalid de estirpe vasca llamado por los pueblos “EL LIBERTADOR”…” nos empuja a que no desfallezcamos en nuestra Fe y Esperanza para culminar la ingente misión que tenemos por delante, a saber: que esta nación, con la ayuda de nuestro Dios Jesucristo, Señor de la Historia”, renazca a la libertad plena.”…

En su enjundioso discurso merecedor de los más altos elogios pudimos analizar su actual pensamiento, siempre cónsono con su temperamento: humano, humilde pero con demasiada fortaleza para obligarnos a reflexionar.

Para finalizar: … nos dejó escuchar las enigmáticas metáforas con que Benedicto XVI despidió su Pontificado: “Ha habido días de sol y ligera brisa, pero también otros en los que las aguas bajaban agitadas, el viento soplaba en contra, y Dios parecía dormido”… 

Es así como censura en su discurso el Ilustre Maestro  Luis Delgado cuando además recuerda: NO BASTA REZAR, hay que luchar, trabajar para obtener lo requerido y por sobre todo TENER FE, PORQUE SINO TUVIERE OBRAS, MUERTA ESTÁ EN SI MISMA.”

Y yo le agregaría…PROHIBIDO OLVIDAR… LAS ENSEÑANZAS DEL PADRE JENARO AGUIRRE, NUESTRO GUÍA ESPIRITUAL.

                  !HONOR A QUIEN HONOR MERECE!

Comentarios

Entradas populares de este blog

BELÉN SANJUAN COLINA

CARMEN VICTORIA PÉREZ, ANIMADORA.