Google+ Badge

martes, 25 de junio de 2013

SANTA ANA DE PARAGUANÁ, ESTADO FALCÓN

“BIOGRAFíA DE  SANTA ANA DE PARAGUANÁ”
ESCRIBE: EGLY COLINA MARÍN



La  PENÍNSULA DE PARAGUANÁ en el Estado Falcón, República Bolivariana de Venezuela, tiene forma de una cabeza grande, con cuello de jirafa, con un perímetro de 275 km longitudinales, representados por 270 km de costa marítima y 5 km de tierra firme en el istmo de médanos, y cuyo perímetro está bañado por el mar Caribe; es allí, donde se encuentra SANTA ANA, Municipio Carirubana, población que sirve para designar al Cerro homónimo que crece a sus pies. Limites: por el norte, con las poblaciones de Moruy y Buenavista, por el este, con la población de Baraived. Por el sur, con el Golfete de Coro, por el oeste, la Parroquia de Punta Cardón y un mínimo espacio del municipio Carirubana.

Los orígenes de Santa Ana se encuentran perfectamente documentados en escritos realizados por investigadores e historiadores sobre la materia.  Y cuyos linderos son: por el norte linda con la población de Moruy, en una longitud de 24 kilómetros desde el sur del caserío Santa Rita, rumbo al noreste, hasta el pico del Cerro de Santa Ana y de allí, bajando al norte hasta la quebrada de los Pilancones, y, continúa el lindero con Buenavista en una longitud de 6 kilómetros, rumbo al noreste, pasando por Matividiro, hasta el sitio llamado la Cruz Gorda en Baraived.
Por el este, linda con Baraived en una longitud de 21 kilómetros, desde de la Cruz Gorda, rumbo al Sur, pasando por el sitio denominado “Pilatos” hasta Patrón Pedro en la orilla del Golfete de Coro. Por el sur, el lindero es la ribera del Golfete de Coro en una longitud de 29 kilómetros desde Patrón Pedro, rumbo al oeste, hasta Punta Matacán. Por el oeste, limita con Punta Cardón en longitud  de 13 kms desde Punta Matacán, rumbo al norte, hasta el sur del caserío Santa Rita.

Investigaciones documentales son axiomáticas al afirmar que, Santa Ana, tal vez, fue el primer pueblo fundado en el estado Falcón y, en la península de Paraguaná y, que el sitio indicado es el conocido como “CHAMURIANA” aldea indígena, en el cual se instauraron los pacíficos indígenas del lugar, y donde, posteriormente se ha encontrado fragmentos de cerámica hispana, junto a  vasijas de cerámica caquetía.
Procedentes de los Puertos de Altagracia en el estado Zulia, los Padres  Franciscanos instituyeron como probable fecha de fundación de Santa Ana el año 1538.  La misión estuvo compuesta por  los frailes: José de la Concepción Ortas, Juan de Olaizola, Agustín de Montemayor, Félix Aquino y Osío, Teodoro Barleta, Eudocio Arosemena  y, el Superior, Pánfilo de la Hoz. Es así, como entre los ocho pueblos de Paraguaná citados por Juan López de Velazco figura Santa Ana. El Obispo Mariano Martí, nos visitó en 1773, y, afirmó que los pobladores iniciales de Santa Ana  fueron los indios caquetíos libres, y, algunos españoles quienes la poseyeron.
Para el escritor Manuel Landaeta Rosales, la existencia de Santa Ana fue en 1563, y el Historiador nuestro, Pedro Manuel Arcaya, en su historia de Falcón,  afirma, que para 1556 se nombraban en Paraguaná los pueblos de Miraca, Santa Ana y Cayeruba.
La importancia de Santa Ana, se sitúa de manera notoria en el orden eclesiástico,  puesto que su jurisdicción llegaba a Cumarebo, y lo fue, hasta su separación, por orden del obispo fray Antonio González de Acuña, quien ordenó que Cumarebo hasta ahora dependiente del Curato de San Ana, pasara a depender de la Vicaria de Coro, separación consumada el 13 de marzo de 1678.  Fue Santa Ana, hasta 1821, la población más grande de Paraguaná, destruida casi en su totalidad durante la Guerra de Independencia. El carácter colectivo de las tierras indígenas de Santa Ana quedó sin efecto, por ley del 04 de octubre de 1821.
Santa Ana en el Orden Civil fue un Corregimiento durante la Colonia,  porque estuvo gobernada por Corregidores. Pero, cuando el pueblo prosperó, fue forzosa una jerarquía administrativa mayor, es entonces cuando una Real Provisión de la Audiencia de Santo Domingo en 1768 le  otorgó Cabildo propio, con Alcaldes y Regidores y Jurisdicción sobre los pueblos de Tacuato y Baraived; pero, su Jerarquía Civil decayó en 1823 y, una vez terminada la Guerra de Independencia, fue Pueblo Nuevo, quien alcanzó la titularidad de Cantón Paraguaná, asumiendo el gobierno de toda la Península de Paraguaná, y Santa Ana pasó a ser una de las Parroquias de ese Cantón.
Al transformarse el Cantón de Paraguaná en Distrito en 1874, luego en Departamento en 1881 y Distrito nuevamente en 1890, Santa Ana siguió perteneciendo a Pueblo Nuevo hasta el año 1969 cuando se crea el Municipio Carirubana, cuya capital es Punto Fijo, y, Santa Ana pasa a ser Parroquia  y a formar parte del nuevo Municipio, situada al este del Municipio Carirubana, y tiene  a la población de Tacuato, y los caseríos de La Cruz Verde, Machuruca, Misaray, Matividiro, El  Cerrito, La Vía Santa Ana, La Rinconada, Sabana de Piedra, Caseto, Sarinao, Cerro Atravesado, El Cayude, El Rodeo, Barlovento, Dabadubare y otros.
Santa Ana, muestra orgullosamente su  principal  icono, la Iglesia “Nuestra Señora de Santa Ana”, hoy “Santuario de los Esposos Joaquín y Ana”, considerada una obra de arte, propia de la Arquitectura Colonial, construida a finales del siglo XVIII, con el objeto de adoctrinar a la población indígena. Fue la primera iglesia construida en Paraguaná, reconstruida 1.880, y, restaurada entre 1959-1961. La Junta Protectora y Conservadora del Patrimonio Histórico y Artístico de la Nación, la declara Monumento Histórico Nacional. El Cerro de Santa Ana nuestro segundo icono, posee tres cumbres y la mayor   elevación de 850 metros sobre el nivel del mar, es la de Santa Ana; le sigue, la de Buena Vista y luego la de Moruy.
Su posición geográfica es la siguiente: 69º,57’,25”: sesenta y nueve grados, cincuenta y siete minutos y veinticinco segundos, longitud Oeste de Greenwich. 11º, 50’, 03” once grados, cincuenta minutos y tres segundos y tres segundos de Latitud Norte del Ecuador. El área del Monumento Natural, oficialmente, tiene una superficie de 1.900 hectáreas (1.900 ha), algo más de 4.358 metros longitudinales por cada lado, medidos a la altura de la cota 500. Por la diversidad de fauna y flora, el cerro Santa Ana ha sido motivo de investigación para las Ciencias Naturales: Agustín Codazzi, Herman Karsten, Francisco Tamayo, Alfredo Jahan, Barnés y Fernández Yépez, Mario Canestri, Peter y Matson etc… destacan sus nombres en los multitudinarios estudios sobre el Cerro de Santa Ana.
A medida que se asciende, podemos apreciar los graduales cambios de clima y vegetación; en las partes bajas un ambiente seco y de vegetación  xerófita y, en las partes altas una vegetación boscosa con árboles de 15 a 20 metros de altura y abundante musgo propio de la densa humedad. En relación a su fauna: la mayoría de las aves viven en la selva húmeda, y predomina: la guacharaca, la pavita hormiguera, el bobito copetón de vientre amarillo, la paraulata montanera, la reinita homera y el azulejo verde. En la parte media y baja se encuentran algunos mamíferos, que son pequeños roedores como el ratón muchilero, el conejo de monte, la onza y el tigrito o cunaguaro, y algunas especies de ofidios: la coral, la bejuca, la cascabel, la sabanera, y  el saruro.
Entre los saurios destacan los siguientes: la iguana, bisure, tuqueque, aguacero, caripial, y linda.  Desde la cima del Cerro Santa Ana se divisa, al sur la Sierra de Falcón, Santa Ana de Coro  y los Médanos de Coro y cuando no hay mucha bruma puede verse al Norte las islas de Aruba y Curazao. 

Esta maravilla de la creación,  conocida como “El Guardián de Santa Ana” es lo más llamativo del paisaje de la península, “MONUMENTO NATURAL” por decreto presidencial de fecha 14 de junio de 1.972.

DE LA PARAGUANÁ NO PETROLERA:
Santa Ana es fundamentalmente una zona pecuaria; y, posee variados recursos entre los que se destaca: la pesca, el cultivo de la sábila, del melón, la patilla y cebolla de alta calidad, y, ostenta además, un extenso territorio de vegetación perennifolia y sabanas de abundantes hierbas halófilas, que, aúna condiciones favorables para la explotación de caprinos, ovinos y otros ganados.

Santa Ana como todo pueblo, en el sentido más amplio de la palabra, tiene un patrimonio moral, artístico, cultural y religioso, y, una gama de personalidades y personajes que definen muy bien, su idiosincrasia. No podemos hablar de Santa Ana, sin mencionar a aquellas personas que intervinieron en nuestros orígenes y desarrollo, de los que haré mención, dejando su biografía para la segunda parte de la presente investigación.

JOSÉ AGUSTÍN REYES DEL PIÑAL, nace en Santa Ana en 1809, y muere en Caracas en 1885. Abogado, Ministro de Interior y Justicia a la caída de Julián Castro en 1858, en el gobierno provisional de Pedro Gual. Fue corredactor del Código de Comercio de 1860 y del Código Civil en 1872.
RAMÓN PORFIRIO PELAYO, nacido en Tacuato en la década de 1860 a 1870. Guerrero de “La Libertadora” y Gobernador de Pueblo Nuevo en 1910.
GENARO SÁNCHEZ MEDINA: nacido en Punta Cardón, municipio Carirubana, del estado Falcón, República Bolivariana de Venezuela el 19-09-1911.





JESÚS MANAURE PULGAR, nació en el caserío Misaray, Santa Ana, del municipio Carirubana, un 28 de diciembre  de 1935. Pintor de extraordinaria sensibilidad. Humanista, e investigador de los anales históricos de nuestros pueblos. Ha obtenido varios reconocimientos a nivel nacional e internacional.



DOCTOR MARCELO CORRADI, europeo y de nacionalidad italiana; con su llegada en 1950 se inicia la salubridad, en el entonces  municipio Santa Ana, ya que fue el primer médico durante una década. Supo como ninguno, “entender y entenderse” sin conocer el idioma, participar e integrarse a la comunidad, conjuntamente a su esposa Etta de Corradi. Fallece en Niza, Francia.


MARCELINO SMITH, nació en Santa Ana,  pionero de la industria petrolera y constructor de una gran familia, padre calificado como organizado, diligente, tesonero, trabajador, con propósito de vida, de gran carácter, esposo y padre ejemplar.



CARMEN LUCILA DE PETIT, maestra del pueblo y para el pueblo, con una vocación a toda prueba, la primera mujer luchadora y  tenaz, en garantizar a todo niño una escolaridad.


JUAN TEOLINDO SMITH, hombre de fuerte temperamento, y gran sensibilidad  social, poeta, luchador, co-fundador de la “Cooperativa Santa Ana.”



PEDRO COSSI GONZÁLEZ  coplero popular y co-fundador de “la Cooperativa   Santa Ana”, ya fallecido, dueño de la "La Económica" , única distribuidora de alimentos de la población de Santa Ana.





CARMEN MARÍN DE COLINA, mujer tenaz, humilde, prudente, callada y consagrada al servicio como enfermera  a tiempo completo  durante 30 años, en la entonces Medicatura Rural de Santa Ana. Co-fundadora de la “Cooperativa Santa Ana”. Mi madre nace en Santa Ana el 23-11-1916 y muere el 08-01-2001.



AURA CAYAMA DE CALATAYUD,  mujer de carácter fuerte, comprensivo, de gran aguante, e inflexible a la hora de  examinar a sus pupilos. Excelente madre y ciudadana ejemplar, ejerció la docencia por más de 30 años.
                                                                  

FÉLIX JOSÉ DÁVILA OSTEICOECHEA: nació en el caserío Machuruca, parroquia Santa Ana el 09-06-1926. Carpintero de profesión, pero su verdadera pasión lo fue la fotografía y el periodismo. Reportero radial, presidente de la Junta Comunal y constructor de la primera cancha de básquet en el pueblo.  Cofundador de la Cooperativa Santa Ana. 
GLORIA LEEN DE HURTADO: nació en la ciudad Mariana de Coro el 01-05-1922 y falleció en Santa Ana el 27-09-2003. Docente a carta cabal, siempre preocupada por sus alumnos a quienes exigía respeto, responsabilidad, e higiene escolar. Gozó del respeto de la colectividad.                                 

DOCTOR  JUAN SALIMA  GONZÁLEZ: hijo de Doña Carmela González de Salima y Don Jorge Salima, de origen Libanés. Primer Santanero en graduarse en la Universidad, escogió la carrera perfecta para su afable carácter, médico cirujano, especialista en cardiología. Hombre de gran calidad humana, siempre recordó sus raíces. Patriarca de su familia.

VICENTE BARRENO, nació en Charaima, municipio Falcón, poseedor de un ingenio y chispa criolla sin igual. Según el poeta Guillermo De León…” es Vicente Barreno más que poeta, porque no le encuentra definiciones al presente, ni se asusta con porvenires chamuscados. El, es exactamente una leyenda de lo que aconteció…” Transcurre su vida entre la poesía, la  talla de piedras y el  alegre relato de cuentos y leyendas.



FÉLIX JOSÉ SALIMA: fue el señor “Cheche” conocido seudónimo, un baluarte en el período de recuperación institucional de Santa Ana, casado con la Señora Elisa García de Salima y padre de 12 hijos. Presidente de la Junta Comunal durante varios años. Preocupado por las necesidades del pueblo. Nace en Santa Ana el 21 de febrero de 1.919 y falleció en 1985.

THELMO DEL CARMEN DÁVILA: hombre íntegro, dedicado al arduo cargo de secretario de un incipiente juzgado. Se mantuvo en el dificultoso deber durante varios años, con respeto a la institución y a la ciudadanía. Nació el 27-07-1916.y falleció el 20-04-1975. Miembro de la 1era directiva de la Cooperativa y de las fiestas Patronales.

GENARA FANEITE DE GARCÍA: proveniente de Coro esta noble mujer se arraigó en Santa Ana, consigo traía a su única hija, Ascensión, quien demostró ser una adelantada a su época, pues, no solo concebía trajes, sombreros y maquillajes que asombraba a propios y extraños, sino que además, crea la primera escuela de mecanografía en Santa Ana y Pueblo Nuevo. La Señora Genara, mujer religiosa, en cambio se dedicó a catequizar a los niños y jóvenes, constituyéndose en pilar de la comunidad por su altruismo.

INOCENCIA DE QUESADA: última “mayordoma” de las fiestas patronales de Santa Ana y lo fue hasta su muerte ocurrida en 1967.(falta foto)

JUAN DE MATA MANAURE: nativo de Santa Ana, este personaje reviste singular importancia debido a su singular oficio en la Paraguaná de entonces: era el “dentista” no titulado que solucionaba todo dolor de muela en Santa Ana, ya que eran muy pocos, los especialistas y a muy elevado costo. (falta foto)

MARCO ANTONIO GARCÍA DÁVILA: Nació en Tubarao el 08-09-1901 hijo de Carmen Dávila Gómez y José de las Mercedes García Barreno. Pionero en el trabajo de motores para la industria petrolera.















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada